Decenas de comerciantes leoneses ofertaron sus productos en la Feria del Dulce Típico Nicaragüense, realizada el 3 y el 4 de diciembre en la calle peatonal ubicada frente al Mausoleo de Héroes y Mártires de la ciudad de León.

La Feria fue organizada a través de la Alcaldía Municipal de León, en coordinación del Ministerio de Economía Familiar y el Instituto Nicaragüense de Turismo.

Los riquísimos gofios estuvieron presentes, junto a las cajetas de leche, los huevos chimbos, el ayote en miel, los crocantes, el ajonjolí y las cajetas de colores.

"Me da gusto ser parte de esta Feria, porque doy a conocer mi producto y nuestros clientes tienen la oportunidad de hacer sus comprar a precios accesibles", expresó la comerciante Carmen Medrano.

Desde muy niña, a la jóven Medrano, su madre y su abuela le transmitieron el secreto de la elaboración de crocantes de maní y de ajonjolí.

"Gracias a Dios, las ventas están muy buenas, no nos podemos quejar", agregó.

Los dulces nicaragüenses son parte importante de las tradicionales celebraciones de la purísima que se realizan en los meses de agosto y diciembre.

El objetivo de esta actividad es rescatar las tradiciones, nuestras costumbres y la idiosincrasia.

"Nuestro gobierno municipal está apoyando a las mujeres protagonista, mujeres valientes y emprendedora que a diario salen con sus bateas a vender en las calles", aseguró Yohana Jáenz, asesora a emprendedores de la oficina de atención a pequeños negocios de la alcaldía leonesa.

Además de los dulces, las familias leonesas y los turistas nacionales y extranjeros disfrutaron de la gastronomía y la artesanía.