La alegría de volver a pisar suelo nicaragüense se reflejaba en cada rostro de los 40 hermanos y hermanas nicaragüenses, deportados por los Estados Unidos de Norteamérica.

Al llegar la mañana de este miércoles al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino fueron recibidos con cariño y solidaridad de parte de diferentes instituciones del Gobierno Sandinista, como un mandato del Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Un apoyo económico, refrigerio y transporte que recorrerá las diferentes terminales de buses para que ellos puedan regresar a sus lugares de origen, es parte del apoyo que hace efectivo Buen Gobierno.

Estos 40 hombres y mujeres, también recibieron atención en salud, con la toma de temperatura y valorando si uno de ellos presenta síntomas de alguna enfermedad, garantizando su medicamento.

Orlando Jarquín, dijo sentirse “sorprendido al volver después de 12 años de haber dejado mi país, con sólo este recibimiento se mira que hay mucho apoyo para nosotros; alegre de regresar a mi país, porque en Estados Unidos hay mucho racismo y discriminación; así que yo estoy feliz de volver”.

“Cuando yo me fui tenía apenas 17 años y eso fue bien duro, uno mira de todo, delincuencia, secuestros, eso no es nada de felicidad y eso a nadie se lo recomiendo”, resaltó Jarquín.

El Chinandegano Cristóbal Herrera, dijo que “estar aquí en mi patria me hace feliz, en ese trayecto que se yo pase se miran muchas cosas, se mira como secuestran a las personas, como el tren arrolla a la gente, aguanta uno frio y ya en México me asaltaron, pero seguí para llegar a Estados Unidos, pero doy gracias a Dios que no me quitaron la vida”.

“Gracias a Dios es la mano de Dios la que me protegió, de esa fecha que me fui a mi me agarraron el 22 de enero en Dallas, Texas y desde ese entonces estuve detenido”.

Son historias diferentes, pero estos hermanos nicaragüenses coinciden en que ese sueño que llevaban se convirtió en una pesadilla, desde ese cansado y agotado recorrido para llegar a los Estados Unidos, un país donde ellos afirman reina el racismo y la discriminación.