Con el ánimo de fortalecer la seguridad ciudadana en la región, el SICA en conjunto con el Poder Judicial de Nicaragua, desarrolla en Managua entre el 14 y 18 de noviembre, el “Curso Intersectorial Regional: Intercambio de experiencias y buenas prácticas en la investigación y persecución de narcotráfico y crimen organizado en la Región Centroamericana y el Caribe”.

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, magistrada Alba Luz Ramos, manifestó que se ha venido trabajando desde hace varios años, tratando de coordinar los diferentes planes de seguridad regional entre autoridades policiales, judiciales, fiscalías o ministerios de gobernación en cada nación.

“Estamos aportando a la seguridad de Centroamérica desde las perspectivas de los poderes judiciales, cuáles son los tratados vigentes en la región y como hemos hecho uso de esos tratados, porque muchas veces están firmados y ratificados por las asambleas y no hacemos uso de ello, por eso queremos reactivar todo este trabajo, estos cursos se trata de armonizar las actuaciones y experiencias de los países en la persecución al narcotráfico y crimen organizado”, dijo Ramos.

Este encuentro en Managua, es uno de varias reuniones y/o cursos intersectoriales regionales que está impulsado la Comisión de Seguridad de Centroamérica, que persigue fortalecer los diferentes planes y estrategias relacionados a mejorar los índices de seguridad ciudadana de cada país y la región como un todo.

El embajador de la Unión Europea en Centroamérica, Kenny Bell, indicó que, si bien cada país vive sus propias realidades en el tema de seguridad ciudadana, señaló que de cada experiencia se puede aprender, de cara a fortalecer una estrategia común que ayude a combatir con mayor eficacia a la delincuencia organizada y al narcotráfico.

“Hay experiencias diferentes en cada país que se puede ofrecer mediante una capacitación, un intercambio de experiencia y creo que aquí en Nicaragua hay experiencias interesantes que pueden aprovecharse en otros países, el enfoque de la policía comunitaria que es interesante y que es muy diferente a otros países de la región, entonces Nicaragua tiene cosas a aportar y los otros también con sus diferentes problemas, sus diferentes experiencias tienen cosas que aportar”, señaló Bell.

La Unión Europea aporta a la región centroamericana unos 80 millones de euros, que son utilizados para una serie de programas dirigidos a fortalecer la estrategia de seguridad ciudadana.

En la inauguración del curso, estuvieron el Director de Seguridad Democrática del SICA señor Hefer Morataya Arriaga; el embajador de España en Nicaragua Rafael Garranzo; la doctora Alba Luz Ramos; la fiscal general Ana Julia Guido y el señor José Oscar Pineda Presidente Pro tempore del Consejo Judicial Centroamericano y del Caribe. También estuvieron presentes otros organismos regionales y nacionales.

Morataya recordó que este curso forma parte del Plan Maestro de Formación Regional de Justicia y Seguridad, que persigue fortalecer las competencias regionales y técnicas de los operadores de justicias y seguridad de los países del SICA, para una aplicación efectiva de los instrumentos regionales e internacionales en materia de investigación y persecución de la criminalidad organizada.

Esta iniciativa es ejecutada en coordinación con la presidencia pro tempore del SICA que ostenta Nicaragua, como parte de los programas impulsadas por la Comisión de Seguridad de Centroamérica.

A la fecha ya se han formado o capacitado con diferentes cursos, alrededor de 3 mil 883 hombres y mujeres que laboran en cada una de las instituciones regionales y nacionales judiciales, policiales, Ministerios Públicos, poderes judiciales, entre otros.