La agencia calificadora de riesgo crediticio Fitch Ratings señaló que la elección del Comandante-Presidente Daniel Ortega garantiza la continuidad de las políticas económicas y fiscales impulsadas en Nicaragua.

En un comunicado, Fitch Ratings hace un análisis del impacto que ha tenido el retorno del Comandante Daniel a la Presidencia de la República desde el año 2007 “mejorando la dinámica de la deuda pública de Nicaragua, reduciendo los desequilibrios externos y experimentando un sólido crecimiento económico y una inflación decreciente (apoyada por los bajos precios del petróleo)”.

De igual forma, la agencia clasificadora destaca el modelo de Alianzas, Diálogo y Consensos que impulsa el Comandante Daniel para alcanzar un mayor desarrollo económico de Nicaragua.

“Sostener la inversión y el crecimiento económico es una de las principales prioridades políticas (del Gobierno Sandinista), y Fitch proyecta un crecimiento de 4,5% en 2016. El Presidente Ortega ha colaborado estrechamente con el sector privado para implementar políticas a largo plazo orientadas al crecimiento”.

“Esta relación de trabajo ha sido importante para la confianza empresarial y la inversión privada”, agrega.

Además, Fitch comenta la Ley de Asociación Público-Privado, como “un nuevo marco de asociación público-privado (que) pasó a ley en 2016 para apoyar la inversión en nuevas infraestructuras”.

“La perspectiva de Nicaragua es estable. Fitch seguirá enfocándose en las perspectivas de inversión y crecimiento de Nicaragua, el impacto de los desarrollos políticos en el acceso a financiamiento externo y liquidez, y los avances en la reducción de los desequilibrios externos y los riesgos para la estabilidad macro y financiera”, concluye la agencia.

Cabe señalar que Fitch Ratings clasificó a Nicaragua con “B+” en la calificación de deuda soberana a largo plazo en moneda nacional y extranjera con perspectiva económica estable, de acuerdo a un informe publicado por la agencia calificadora a mediados de este año.

La agencia también ha ratificado en “B” la calificación de Nicaragua de la deuda soberana de corto plazo en moneda nacional y extranjera, manteniendo así el techo país en “B+”.