En su etapa final de construcción se encuentra la moderna Planta de Producción de Vacunas 'MECHNIKOV', construida con capital ruso—nicaragüense, y la mejor en su campo de producción e investigación inmunobiológica y epidemiológica de toda Latinoamérica y el Caribe.

La gigantesca planta inteligente, resistente hasta sismos de 9 grados, se construye producto de los profundos lazos de amistad y cooperación establecidos y consolidados entre los Gobiernos del Presidente ruso, Vladímir Putin, y el Presidente nicaragüense, Comandante Daniel Ortega Saavedra.

La fábrica de vacunas, se construye con transferencia de tecnología de punta de la Federación Rusa, y la misma lleva una inversión superior a los 21 millones de dólares (14 millones de capital ruso y 7 millones como contrapartida del Gobierno de Nicaragua).

Fabricarán 15 millones de vacunas

El Presidente del Instituto de Seguridad Social (INSS), compañero Roberto López, detalló que en un primer momento, en esta planta se producirán 15 millones de vacunas para la influenza, y en 2017, tras su ampliación, se fabricarán productos inmunobiológicos, vacunas contra el cáncer, la fiebre amarilla, el zika y otras epidemias mundiales.

“Es un proyecto que es estratégico, para resolver los problemas de salud de nuestra población; y los problemas de salud centroamericano. Solo falta la fase de equipamiento, y los procesos de certificación que se necesitan para producir este tipo de medicamentos; calibración de equipos y realización de pruebas”, precisó López.

Explicó que también para la puesta en marcha de esta planta, se ha capacitado personal nicaragüense que viajó a Rusia (Instituto de San Petersburgo), donde estuvieron preparándose y especializándose para el manejo de todos los equipos.

“Adicionalmente, hay varios profesionales y científicos rusos que están en el país, dirigiendo la instalación de los equipos y capacitación del personas nicaragüense en el terreno”, refirió.

Cumple con estándares de la OMS/OPS

El titular del INSS, indicó que las empresas nicaragüense que edificaron esta planta, tuvieron que introducir nuevas técnicas de construcción para garantizar la esterilidad, y que haya suficientes capacidades de energía y mecanismos de protección, para que la fábrica funcione de acuerdo a los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Hemos recibido colaboración del Centro de Control de Medicamentos de Cuba; que es la institución a nivel de América, que certifica el funcionamiento de este tipo de vacunas, y estas puedan ser vendidas a nivel internacional”, refirió.

Aseguró que con esta planta, se garantizará las medicinas a las familias nicaragüenses a precios más económicos.

“El único país que está produciendo vacunas en Centroamérica y el Caribe, es Cuba, quien también recibió apoyo de Rusia y otros países de Europa, para la capacitación de su personal”, expuso.

Nicaragua exportará vacunas a toda la región

López, destacó el tercer piso del edificio, se implementará un Centro de Investigación Inmunológica y Epidemiológica que va a estar apoyado directamente por el Ministerio de Salud de Rusia.

El Vicedirector del Instituto de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, Eugueniy Evtushenko, anunció que la inauguración de esta planta se realizará el próximo 22 de Octubre, y en mayo de 2017, arrancará la producción del primer lote de vacunas, mismas que también serán exportadas a toda la región Latinoamérica.

Indicó que este edificio es el bloque industrial productivo, para fabricar las vacunas, y en el mismo se construirá un laboratorio de vacunas, que permita trabajar en esta región con las enfermedades infecciosas, elaborando nuevos productos farmacéuticos.

“Tenemos instaladas las potencias adicionales, para la fabricación en el futuro de otras vacunas policomponentes, que serán necesarias en esta región”, indicó.

Informó que en la construcción de este edificio, trabajaron varias compañías de todo el mundo, con sus tecnologías más modernas.

“En pocas ocasiones se puede ver este conglomerado de compañías diversas de todo el mundo, en un solo punto. Este fue un proyecto de aglomeración internacional, valoró.

Destacó que en Centroamérica no hay una planta similar; y tampoco en Latinoamérica.

“Un proyecto similar fue iniciado hace diez años por la firma Sanofi en Brasil, pero francamente hasta ahora están en el mismo punto por donde iniciaron”, explicó.

Planta tendrá un gran impacto en Latinoamérica

Para Evtushenko este proyecto va a tener una importancia para el sistema de salud pública para América Latina.

“Esta planta podrá abastecer no solamente a la población de Nicaragua, sino también cubrir el 30% la necesidad de Centroamérica; y en un 20% las necesidades de América Latina”, estimó.

Detalló que el edificio cuenta con un área de construcción de 9 mil metros cuadrados; 2 plantas industriales y 1 planta tecnológica.

El Viceministro de Relaciones Exteriores y Asesor Presidencial para Rusia, compañero Luis Molina, manifestó que estas son obras de salud, proyectos que son para el bienestar de las familias nicaragüenses.