En el turístico municipio de Catarina del departamento de Masaya, se rinde honores al General Benjamín Zeledón, para celebrar el 134 de su natalicio y a la vez, conmemorar el 104 aniversario de su paso a la inmortalidad.

Este día estudiantes, maestros, alcaldes, diputados y pueblo en general han llegado hasta su mausoleo ubicado en la entrada del cementerio municipal de Catarina, para colocar ofrendas florales y ratificarle su legado de dignidad y ejemplo de valentía ante las fuerzas invasoras norteamericanas.

Los estudiantes del Instituto Benjamín Zeledón y del colegio Humberto Pavón Fonseca, realizaron un desfile por las principales calles del municipio, con la banda musical. Los miembros de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES) también han participado de este homenaje al precursor de la lucha sandinista y héroe de la causa antiimperialista.

“El legado que nos deja Benjamín Zeledón es el patriotismo y dignidad que debemos seguir, para dejar claro que Nicaragua y su pueblo, no acepta injerencismo. La juventud ahora está comprometida a seguir impulsando el desarrollo apoyando las políticas que promueven el Gobierno Sandinista, de la mano del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, dijo Emilio Quintanilla de la FES.

"Yo haré con mis fuerzas la resistencia que exige el caso y la dignidad de Nicaragua a la cual representó", escribió el General Benjamín Zeledón al oponerse a la intervención norteamericana en Nicaragua.

En el homenaje participó el Ejército de Nicaragua, así como cadetes de la Escuela Superior de Estudios Militares Gral. José Dolores Estrada, las autoridades locales de los municipios de Masaya.

Este 4 de octubre del 2016, a 104 años del natalicio y tránsito a la inmortalidad del General Zeledón, se han organizado el país una serie de actividades y homenajes para recordar y honrarle al nicaragüense, que se opuso a la intervención norteamericana permitida por el entonces presidente Adolfo Díaz.

Un ejemplo de dignidad y patriotismo

Minutos antes que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional colocará ofrendas florales en el mausoleo, estuvo en la antigua fortaleza El Coyotepe para izar la bandera azul y blanco.

La presidenta por la ley de la Asamblea Nacional, compañera Iris Montenegro, indicó que llegaron a replicar lo que hizo Zeledón, cuando en 1912 izó la bandera azul y blanco en señal de patriotismo y dignidad, una muestra clara que en Nicaragua no se acepta la injerencia, ni las intervenciones extranjeras.

“Ese mensaje del General Benjamín llama a los y las nicaragüenses en general a asumir la bandera de Nicaragua y defenderla, luchar contra toda injerencia extranjera”, citó Montenegro.

En tanto el jefe de la bancada del FSLN, compañero Edwin Castro, calificó a Zeledón como el “Padre de la Nicaraguanidad”, el hombre que nos enseñó el orgullo de ser hijo de estas tierras pinoleras.

“Hay que tener presente a este doctor y general que supo negarse a la invasión norteamericana y él mismo decía que la culpa no solamente la tienen los interventores, sino aquellos lacayos que los llaman, a los que Sandino llamó peleles y gracias a Dios en Nicaragua cada día quedan menos de esa calaña”, dijo Castro.

Añadió que se honra al General Zeledón cuando se defiende la soberanía y la seguridad ciudadana de cada nicaragüense, en este país que se lucha contra la extrema pobreza y se busca como hacer verdaderos cambios para mejorar los niveles de vida del pueblo.

El profesor José Antonio Zepeda, indicó que Zeledón dejó a los maestros y al pueblo en general, el ejemplo del hombre digno, el hombre que dijo no a la intervención norteamericana, ejemplo que luego fue replicado y defendido por el General Augusto C. Sandino.

“Nos deja esa gallardía, esa valentía, ese patriotismo y fundamentalmente ese amor a Nicaragua, creo que las enseñanzas de Benjamín Zeledón, como profesional, como militar, se resume en que fue un nicaragüense que defendió al país con su sangre y con su vida”, añadió Zepeda.

Los actos de conmemoración incluyeron un acto cultural en el parque municipal, presentación de fantasía militar por parte del ejército y un festival de bandas en horas de la tarde.

Zeledón nació el 4 de Octubre de 1879, en la Concordia, Jinotega, y con 33 años pasó a la inmortalidad un 4 de octubre de 1912 en Catarina, Masaya, al ser asesinado por traidores locales que recibieron órdenes de los marines yanquis.