La Policía Nacional a través del Comisionado General Roberto Gonzales Kraudy, Jefe de la Dirección de Tránsito Nacional se refirió a la situación que se vive con relación al involucramiento de los peatones en los accidentes de tránsito, tomando en cuenta que son los más vulnerables en las vías.

El reporte de la institución señala que en lo que va del año 116 peatones han fallecido, lo cual representa un 27% en el total de muertes, situación que preocupa a la institución del orden, la cual ha venido trabajando de cara a evitar situaciones lamentables que llenan de luto a las familias.

“Los peatones son los actores más vulnerables en la vía pública y los que menos se cuidan. Los análisis estadísticos muestran que los peatones tienen entre el 16 y 18% de posibilidad de morir atropellados, entre el 40 y 50% de posibilidades de resultar lesionados de manera grave, el 69% de los accidentes en los que se ve implicado un peatón se debe a que cruzan de manera imprudente las vías, convirtiéndose en un serio problema ya que 64 personas han fallecido por esta causa en los últimos 211 días, por cada diez atropellos, seis de ellos son los principales causantes del incidente” destacó González.

A pesar de la situación, la Policía Nacional ha desarrollado una serie de acciones preventivas y educativas entre ellas el cruzar la calle por el paso peatonal, puentes y semáforos, lo cual ha permitido una reducción del 2% de mortalidad. Sin embargo el jefe policial instó a los conductores a sumarse al esfuerzo y respetar a los transeúntes.

“Los conductores deben recordar que ellos también son peatones, deben respetar la preferencia de paso en especial a los ancianitos, niños y discapacitados, respetar los límites de velocidad lo cual disminuye los riesgos para ambas partes. Ante la proximidad de un paso al peatón, reduzca la velocidad y señalice a los demás vehículos la presencia de peatones cruzando la vía” señaló.

Durante el desarrollo del Plan de Seguridad Vial, los agentes retuvieron 431 vehículos a través de la colocación de 76 puestos de control a nivel nacional, logrando detener a 169 conductores en estado de ebriedad de los cuales 60 conducían vehículos livianos y 109 motocicleta, dos fueron detenidos por conducir en actitud temeraria y 260 por no portar la documentación correspondiente.