La imagen de Santo Domingo de Guzmán ya ha salido de su morada en Las Sierritas y, acompañado de los fieles y promesantes, se enrumba a la Iglesia de Santo Domingo en Managua, donde pasará los próximos nueve días hasta su retorno el 10 de agosto.

Al puntualizar las 6:00 de la mañana, luego de unos solemne Eucaristía y de realizar el tradicional baile en las afueras de la Iglesia de Las Sierritas, la imagen salió en procesión con un desborde de fe aquellos que año con año le acompañan en su recorrido haciendo el pago de promesas por los favores recibidos en beneficio de su Salud o bienestar familiar.

Santo Domingo de Guzmán

"Santo Domingo de Guzman camina y anuncia la Misericordia", es el lema bajo el cual se celebran estas fiestas de los managua, las cuales se llama a llevarla en orden, tranquilidad, amor y fe.

"Amor, devoción, orden y alegría son las palabras que Resumen nuestro compromiso", manifestó el rector de la Iglesia Santo Domingo de Las Sierritas, Padre Boanerges Carballo.

Santo Domingo de Guzmán

En esta celebración de 137 años de tradición el párroco instó a los fieles a seguir el ejemplo de Santo Domingo.

"Que Santo Domingo de Guzmán que amó a Dios, amó a la Virgen y al prójimo nos ayude a hacer lo mismo hoy, amar a Dios, al prójimo y a la Santísima Virgen María", dijo el Padre Carballo.

Santo Domingo de Guzmán

Por su parte, la Alcaldesa de Managua y Mayordoma de las Fiestas, Daysi Torres Bosque también llamó a los fieles a vivir la celebraciones patronales con verdadero fervor cristiano.

“Ésta es una fiesta de devoción y de mucha fe, aquí se mezcla la cultura, se mezcla la identidad, se mezcla el amor de los nicaragüenses por nuestro Santo Domingo de Guzmán, pero la fe que nos fortalece y que nos lleva a donde nosotros queremos es la fuerza del amor de Dios y el amor a Santo Domingo”, comentó Torres.

Santo Domingo de Guzmán

Movidos por la fe y honrando una tradición

Agradecer por el buen estado de salud o el bienestar familiar, son algunas de los compromisos asumidos por los promesantes que por años e incluso décadas vienen acompañando a la imagen de Santo Domingo en su bajada a Managua y su retorno a Las Sierritas, aunque otros también lo hacen por tradición familiar.

“Tenemos tantas promesas que pagar: primero mi madre, que nos traía todos los años a Santo Domingo porque tenía cáncer y como ella ya no puede venir (la promesa) la estamos pagando nosotros, sus 14 hijos para que ella se sienta bien y porque somos católicos”, expresó Luis Arancibia.

Santo Domingo de Guzmán

Para Aura María Martínez éste es el tercer año que acude a la bajada de Santo Domingo, recorrido que realiza descalza como una promesa que le hizo a Santo Domingo para que le curara una enfermedad que tenía en los pies.

“Tengo ocho años de venir a acompañar a Santo Domingo porque él me ayudó con la enfermedad de un niño, le agradezco por la salud de mi mamá y por mi papá, pero principalmente le agradezco por darme fuerzas para pagar mi promesa”, dijo Gloria Martínez Centeno, promesante de Ocotal, Nueva Segovia.

Santo Domingo de Guzmán

Yader Arancibia lleva 37 años participando de esta celebración religiosa, participación que mantiene con fervor y devoción en agradecimiento a las bendiciones recibidas, principalmente por haberlo sanado muchos padecimientos, por lo cual mantiene su fe en Santo Domingo de Guzmán como intercesor ante Jesucristo.

“Mi promesa el día de hoy es principalmente por mi salud, pero sobretodo porque sigamos teniendo paz en Nicaragua, que Santo Domingo ayude a los jóvenes a salir de las drogas. Le pido a Santo Domingo que interceda por nosotros para que seamos dignos de nuestro Señor Jesucristo”, declaró un joven promesante que por primer año acompañó a Santo Domingo vestido de indio flechero.

Santo Domingo de Guzmán

Idelfonso Méndez realiza el recorrido de la procesión bailando haciéndose acompañar de su hija Nathalie, pagando los compromisos adquirido con Santo Domingo a fin de que le sanara a su hija que con solo un día de nacida tuvo que ser intervenida quirúrgicamente por un problema intestinal y tras ocho años continua honrando esta promesa.

“Como mi abuelo me inculcó la tradición de Santo Domingo yo se la estoy inculcando a ella pidiendo el milagro que día a día me le dé un día más de vida y si puede diez o cien años más. Mi hija va a seguir conmigo cumpliendo esta promesa a Santo Domingo de Guzmán”, agregó.

Santo Domingo de Guzmán

Garantizando protección y seguridad

En ésta celebración de los capitalinos, además del desborde de fe y tradición, destaca la protección y seguridad policial, así como la asistencia de los cuerpos de socorro que acompañan a los feligreses durante todo el recorrido de la diminuta imagen milagrosa.

“La Policía va siempre junto a su pueblo acompañándolo, compartiendo la fe, el amor a Dios, la Policía asegurando que todos nosotros vayamos tranquilos, que vayamos contentos y llevemos nuestra vocación de fe y tranquilidad”, añadió la Alcaldesa Torres.

Santo Domingo de Guzmán

El Comisionado General Roberto González Kraudy, jefe de la Dirección Tránsito Nacional, afirmó que como institución de orden público durante estas fiestas patronales están garantizando la regulación operativa y control vehicular a fin de evitar que se produzcan accidentes de tránsito y resulten personas lesionadas.

“Estamos trabajando para garantizar la seguridad de todos los capitalinos en estas fiestas tradicionales de Santo Domingo y gracias a Dios la hemos garantizado con el esfuerzo de todos los compañeros Policía y con la disciplina que caracteriza a esta institución, trabajando mano a mano con nuestro pueblo y acompañándolos hasta el destino de la imagen”, detalló el jefe policial.

Santo Domingo de Guzmán