Un batallón de jóvenes sandinistas, miembros de los gabinetes de la familia y brigadistas de la Alcaldía de Managua llegaron este Día de las Madres en camiones cargados con láminas de zinc, madera y diversos materiales de construcción a los barrios afectados por las fuertes lluvias y vientos ocurridos este domingo.

En total, fueron 43 familias de los Distritos V y VII cuyas viviendas resultaron afectadas, 24 de ellas con el techo parcial o totalmente dañado y dos completamente colapsadas.

Igual de sorpresiva que la tempestad, la ayuda solidaria llegó cuando menos lo esperaban, casi de manera inmediata y con la cantidad de materiales necesarios para construir los techos de sus casas, inclusive en mejores condiciones que las de antes.

“Yo estoy agradecida porque el gobierno se ha puesto las pilas como decimos y que Dios me le bendiga y que siga prosperando. Bendito Dios, me siento muy satisfecha por todo lo que han hecho por nosotros”, expresó Juana Blandón Paz, una de las madres de familia que perdieron su techo durante el vendaval de la noche.

Doña Blanca Rodríguez, relató que luego de un estruendo que le pareció escuchar en la calle, corrió a la puerta de entrada de su casa de habitación y notó que el techo de su vecina del frente yacía retorcido y tirado por toda la calle. Es entonces cuando ese mismo ruido regresó, esta vez, sobre las láminas de zinc de su casa.

“En ese momento pego la carrera para la esquina y dije ‘La Sangre de Cristo tiene poder’. Fue lo único que yo pude hacer”, comentó.

Unos minutos más tarde, sin embargo, aparecieron las estructuras políticas de su barrio a dar asistencia inmediata y registrar los daños de su vivienda.

“Yo me siento feliz porque sólo con este gobierno es que podemos estar tranquilos nosotros, porque inmediatamente están sobre las desgracias que nos pasan. Es primera vez que me apoyan, pero yo sabía que me iban a apoyar porque he visto tantos casos y yo dije: yo no voy a hacer una excepción”, expresó.

El mismo escándalo sonó en el techo de doña Lucila Méndez. “Era que el remolino estaba quebrando el zinc y a esa hora sólo buscamos dónde arrinconarnos porque eran correntadas, estaba inundado aquí”, recordó.

Igualmente reconoció la rápida respuesta de las autoridades y se mostró contenta porque ya esta noche, en el Día de las Madres nicaragüenses, dormirá con la tranquilidad de que ella y su familia contarán con techo nuevamente.

“Me siento muy agradecida, yo ya había visto por las noticias que ayudan rápido y que la respuesta es rápida y ahí no más vinieron, así fue”, agregó.

De acuerdo a la compañera Reyna Rueda, Secretaria del Concejo Municipal de Managua, esta acción no es más que el cumplimiento de la orientación del gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, de dar presencia en los barrios principalmente en la entrada del período lluvioso.

“La organización es importante, hermanas y hermanos, en cada uno de los barrios, porque esto facilita a través de los muchachos, a través de los CLS de los barrios que atendamos inmediatamente la problemática que estaba sucediendo”, explicó Rueda.

De acuerdo al Secretario General de la Comuna, Compañero Fidel Moreno, hubo también 23 barrios con inundaciones temporales, afectando a 53 viviendas.

Las estaciones meteorológicas de la Alcaldía registraron la caída de entre 81 y 96 milímetros, lo que según Moreno, equivale a 15 días de la lluvia que normalmente se precipita en un mes de mayo.

“Creo que lo más importante de este esfuerzo; y es el mensaje principal del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, es que todas las instituciones de gobierno estemos disponibles para nuestro pueblo, acompañando a nuestro pueblo”, destacó Moreno.

Dentro de la asistencia se entregaron también 150 frazadas e igual número de colchonetas a familias afectadas y la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista junto a la Alcaldía procedió a reconstruir las dos viviendas colapsadas.

La comuna ya ha identificado los puntos críticos que mantiene bajo observación como el barrio Fraule en el Distrito III, aunque de momento la evacuación no es urgente.