La feligresía católica nicaragüense celebra el 25 aniversario del servicio sacerdotal de Monseñor Bosco Vivas Robelo, al frente de la Sede Episcopal de León, a través de una Santa Eucaristía en la Real e Insigne Catedral de la Asunción, al que asistieron la mañana de este miércoles, personalidades leonesas, servidores públicos, diplomáticos y el clero.

A las 4 de la tarde se tiene programada la realización de una Sesión Solemne del Cabildo Catedralicio en el Coro Cordobés.

“Al recordar y agradecer a Cristo Jesús, inmediatamente mi corazón, mi sentimiento y mi fe, pone la mirada en María Santísima, la madre, la que nos dio a Jesús, la que con su fe, nos abrió las puertas para la salvación”, expresó Vivas durante la homilía.

“Todo aquello en lo que pude hacer como homenaje a Dios, al servicio de mis semejantes, purificado con su misericordia que regrese a Él, esta acción de gracias, es una magníficat, una alabanza a aquel que me eligió desde el seno de mi madre”, aseguró Monseñor.

“Un agradecimiento a todos aquellos que me han acompañado, en especial, a mis padres, quienes ya no están físicamente; y a mis sacerdotes, mi clero. Y para todos mis feligreses no puedo tener más que admiración y cariño, por ese amor a Jesucristo, que me ha servido mucho a mí en algunos momentos de frialdad espiritual”, detalló.

“Muchas son las obras de pastoral social de Monseñor a lo largo de estos años, ha promovido varias en beneficio de niños, jóvenes y adultos, siempre trabaja activamente en la evangelización”, expresó el sacerdote Eduardo Mejía Zeledón.

“Entre tantas cosas ha promovido el servicio de Dios a través de los medios de comunicación como la radio y la televisión, además que durante su gestión se logró la calificación histórica de la Catedral de León, como Patrimonio Cultural de la Humanidad”, concluyó Mejía.

Ronald Abud Vivas, director de Ballet Folclórico Nicaragüense, dijo que Monseñor Bosco Vivas ha acrecentado el espíritu mariano en todos los leoneses.

“En mejor terreno no pudo aterrizar para promover esta devoción nacional cristiana, y ha hecho que las vocaciones de presbiterado se multipliquen”, finalizó.

Monseñor Vivas fue ordenado como sacerdote el 17 de Mayo de 1970 en la Plaza de San Pedro del Vaticano, durante la celebración de las bodas de oro sacerdotales del Papa Pablo VI.