Joaquín Guzmán Loera fue trasladado del penal del Altiplano, en el Estado de México, al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de Ciudad Juárez, Chihuahua.

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, durante las primeras horas de este sábado 7 de mayo el narcotraficante fue internado en el Cefereso número 9, ubicado en el kilómetro 33 de la Carretera Panamericana de Chihuahua.

De acuerdo con medios de Ciudad Juárez, el “Chapo” arribó en un jet propiedad del Gobierno Federal y posteriormente fue trasladado al penal a bordo de un helicóptero.

En entrevista radiofónica, Refugio Rodríguez, abogado de Joaquín Guzmán, confirmó el traslado y precisó que esta operación no necesariamente forma parte de un proceso de extradición a los Estados Unidos, ya que en nuestro país continúa enfrentando diez procesos legales.