La segunda fase del Taller de Danza Folklórica, impulsada por el Ministerio de Educación y dirigido a los asesores de preescolar nivel nacional, pretende sacar el máximo provecho a los beneficios que se adquieren de esta práctica en edad temprana.

Martha Isabel Gutiérrez Acevedo, de la dirección inicial preescolar del Ministerio de Educación aseguró que la danza es una necesidad en nuestro pueblo.

El folklore además de ayudar a recordar nuestras raíces, permite a los niños dominar su espacio, respetar el de los demás y aprenden sobre lateralidad; es decir, desplazarse de izquierda a derecha y de atrás hacia adelante.

De acuerdo a Gutiérrez, el niño aprende a dar vueltas, tener una postura erguida y correcta, fortalece los lóbulos izquierdo y derecho del cerebro y de paso puede aprender y respetar la cultura nacional desde edades tempranas.

“De repente sólo nos metemos a escritura, matemática y olvidamos una parte importante del ser humano como son los sentimientos. Los sentimientos se reflejan allí en el arte y el folklore es parte de nuestro arte”, explicó.

Abigail Gutiérrez de Estelí, manifestó que para ella como docente estas capacitaciones tienen una gran importancia pues se pueden así impulsar valores y las tradiciones.

“Como nosotros docentes vamos a impulsarla a nuestros estudiantes, iniciando la edad de preescolar hasta primaria. Siempre y cuando se vayan implementando los valores”, señaló.

A la vez, Nubia Ortega, de Esquipulas, Matagalpa, comentó que profundizó en los conocimientos de este arte nacional. “La importancia es para no perder nuestra cultura, así venimos viendo, ya la juventud de hoy se embasa a otros ritmos otra música y no lo nuestro”, dijo.

En esta nueva etapa se capacitan a 23 capacitadores itinerantes y asesores municipales. En la primera etapa fueron ya 25, con lo que se eleva a 48 el número de personas de atención a preescolares capacitadas en folclor.