Encantadas se mostraron decenas de familias capitalinas que visitaron este sábado el Parque Nacional de Ferias, al capacitarse y degustar de las riquísimas cosa de hornos, hojaldras, rosquillas, hojuelas y polvorones, preparados en las diferentes zonas del país.

La Feria Nacional de la Cosa de Horno cautivó a las familias de Managua, quienes además de capacitarse sobre la preparación de estos alimentos tradicionales, a base de maíz, también degustaron de los mismos.

Una de las protagonistas de esta feria, fue Justa Ugarte, quien vino hasta Managua desde la comunidad Belén (Rivas), para comercializar y capacitar a las familias, sobre la preparación de la tortilla dulce.

“Esta iniciativa de feria es maravillosa, nunca se había visto. Nos sentimos felices, porque el Gobierno nos ha dado la oportunidad de venir a este Parque de Ferias, y mostrar nuestros productos”, sostuvo.

Aseguró que durante la Feria de la Cosa de Horno, también diferentes mujeres que se dedican a la preparación de estos productos, han podido compartir e intercambiar experiencias, y tecnificarse en la elaboración de estos alimentos.

“Estoy enseñando el proceso de la tortilla dulce; la cual es muy gustada para tomarse con un rico tibio o café. La compañera Rosario (Murillo) y el Presidente Daniel Ortega, quieren que todo esto se rescate, porque la tortilla dulce ya se había perdido”, sostuvo.

Por su parte, la esteliana, Dinora Rugama, destacó esta feria como una gran oportunidad, para traer hasta Managua, y mostrar las diferentes cosa de hornos que se preparan en su ciudad.

“Trajimos cosa de horno, que se hace como un derivado del maíz. Son importantes estos espacios, porque se están rescatando los valores de nuestros ancestros. A las familias les han gustado mucho las hojaldras y empanadas que hemos traído, y las están comprando”, expresó.

Erving Portobanco, también vino de Nandaime hasta el Parque Nacional de Ferias, para mostrarnos su marca Mimi, a través de la cual han podido comercializar la cosa de horno y sus derivados, en los supermercados capitalinos.

“Tenemos más de diez años en el mercado; promoviendo rosquillas y rosquetes. Nos hemos ubicado regionalmente en Nandaime, y a nivel nacional. Estamos vendiendo a empresas como Walmart, y ahora se vende en la Unión y Maxi Palí”, destacó.

Los protagonistas de esta feria, indicaron que han podido salir adelante con este tipo de iniciativas, además porque el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Economía Familias, les ha venido brindando asesoramiento, capacitaciones sobre la elaboración de este producto, la calidad y hasta cómo administrar una pequeña empresa.