Una total tranquilidad se podía notar en la población sanjuaneña y los turistas, quienes no dudaron en seguir disfrutando de las hermosas playas de San Juan del Sur, luego que el Gobierno activara, a través del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (SINAPRED) y Defensa Civil, todo un sistema de alerta y evacuara a las poblaciones cercanas a la costa en este municipio del departamento de Rivas, donde se esperaba que 25 minutos después de ocurrido el sismo en la provincia de Guanacaste, las altas olas impactaran en sus costas. Hecho que finalmente no ocurrió.

Aproximadamente 100 familias, un total de 800 personas fueron evacuadas de las zonas costeras de San Juan del Sur, producto del trabajo organizado y preventivo que desarrolla la Defensa Civil en conjunto con el Comité Municipal de Prevención y Atención de Desastres (COMUPRED), de cara a garantizar la vida de las personas y ponerlas a buen resguardo

El Alcalde de San Juan del Sur, Jorge Sánchez, manifestó que el trabajo de evacuación de la población no solamente se limitó a realizarlo en la parte urbana del municipio, sino que también se trabajó en comunidades como El Remanzo, El Coco, Playa Hermosa, La Flor, El Ostional, El Pochote, El Naranjo, Marsella, Madera y Mahagual, además de que se procedió a cerrar inmediatamente los 12 establecimientos comerciales que se encuentran ubicados a orillas de la bahía, en su mayoría restaurantes, así como los hoteles y distintos negocios que se ubican frente al mar.

“Nosotros consideramos que hicimos un gran esfuerzo, fue un éxito, empezamos por los niños sobre todo y los adultos que tienen mayores problemas de movilidad y fueron llevados a partes altas que ya las tenemos definidas y ciertamente hubo comprensión de la población, aunque hubo dos casos que se resistieron a abandonar sus casas, dijeron que no se iban a mover, pero que estarían alerta ante cualquier eventualidad”, dijo Sánchez.

El Teniente Coronel Álvaro Rivas, jefe de Defensa Civil para el departamento de Rivas, explicó que se desplegaron 4 medios aéreos para reforzar la dirección de Defensa Civil San Juan del Sur y Tola, de cara al Plan Tsunami y que en este plan participaron 70 miembros de fuerzas aéreas y las fuerzas del tendido territorial desde el puesto fronterizo de Peñas Blancas y la capitanía de puertos de la Fuerza Naval que están en función de poder pasar el aviso.

“Hay un trabajo sostenido, hemos venido trabajando desde los primeros momentos que se dieron los sismos en El Salvador, que el Presidente (Daniel Ortega) orientó hacer un trabajo en el pacifico, el comandante del Ejército orientó a todo el despliegue territorial que tenemos y un contingente de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) que vinieron a reforzar el litoral pacífico”, detalló Rivas.

Sistema de alerta temprana es necesaria

Por su parte, el doctor Guillermo González, secretario ejecutivo del SINAPRED, afirmó que el sistema de alerta temprana instalado en cada uno de los municipios del pacífico nicaragüense y donde se han desarrollado talleres y simulacros que le permitan a la población enfrentar este tipo de situaciones, está funcionando y muy bien y el día de hoy, con la alerta de tsunami en Centroamérica, se confirma que la orientación que girada por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, de ir a los municipios a discutir, a afinar con la población los mecanismos de repuesta es totalmente valedera y altamente necesaria.

“Los miembros del Comupred se desplazaron inmediatamente con la conducción de la Defensa Civil para hacer evacuaciones de la zona costera de San Juan del Sur, cerraron los establecimientos comerciales de la costa, se desplazó a los pobladores hacia los sitios seguros, y en ese proceso, además de la participación de los compañeros del Poder Ciudadano, de la Defensa Civil, Juventud Sandinista, instituciones del Comupred, también contaron con el apoyo de una serie de medios que contribuyeron a realizar este desplazamiento en el municipio de San Juan del Sur, disponiendo de cuatro vehículos livianos, cuatro vehículos de apoyo especializado, varias motos y cuatro medios aéreos que el Ejército de Nicaragua dispuso como complemento al proceso de observación y vigilancia del fenómeno que teníamos presente”, agregó González.

Población alerta a cualquier incidente


“Aquí es peligroso, pero ya pasaron las horas que dieron de alerta, así que no hay que preocuparse más, pero hay que tomar las medidas de precaución como caminar con la vista hacia el mar en caso que se vea una ola que se crece o que se rompe alguna ola, porque eso sería un alerta”, expresó Julio Ulloa Espinoza, habitante de La Flor.

César Valverde valoró de muy oportunas las acciones emprendidas por el SINAPRED y Defensa Civil para realizar la evacuación de los pobladores, llevarlos a las zonas altas y de esa manera protegerlos de cualquier catástrofe que pudiera ocurrir, y que en el caso de las personas que decidieron quedarse en sus hogares lo hicieron con el fin de cuidar sus bienes, pero que no dejarían de estar pendientes en caso que el fenómeno se presente con mayor intensidad y también buscar un refugio mucho más apropiado.