El 10 de abril del 2014 un terremoto de 6.2 grados de magnitud, localizado en el Lago de Managua, arrebató la tranquilidad a miles de familias de los municipios de Managua, Mateare, La Paz Centro y Nagarote.

Eran las 5:27 de la tarde cuando el movimiento en la corteza terrestre estremeció todo. Centenares de viviendas colapsaron y muchas más resultaron dañadas al punto que fueron declaradas inhabitables.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

La tragedia humana tuvo una respuesta inmediata. Esa misma noche, el Gobierno Sandinista movilizó al tendido político y a las principales instituciones para llevar una primera respuesta a las familias que lo necesitaban.

Dos años después, la sombra de ese episodio telúrico permanece como un recuerdo de que hay que prepararnos para enfrentar cualquier evento natural de gran magnitud.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Nagarote y la Paz Centro, los municipios más afectados

Nagarote fue uno de los municipios donde el terremoto dejó mayores afectaciones. Aquí casi mil viviendas resultaron con afectaciones mayores que tuvieron que ser reconstruidas; además otras dos mil viviendas sufrieron daños menores y en ellas se realizaron otro tipo de reparaciones.

Una de las viviendas dañadas aquella fatídica tarde fue la de doña Genoveva del Carmen Calderón, que habita contiguo al Cementerio Municipal.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Doña Genoveva y su esposo Andrés Carrión, recuerdan cómo sucedió todo al momento del terremoto que destruyó la humilde vivienda donde habitaban.

"Iba para la iglesia con mi marido, ahí por la farmacia Mantilla, cuando nos agarró el movimiento, nos pusimos nerviosos, no hallábamos para dónde coger y nos regresamos por la sobrina que estaba aquí con los niños. Ahí en la esquina botó ladrillos, en el parque hizo desastres. Mi hijo estaba en la iglesia, estaban rezando el rosario a esa hora", recuerda Genoveva.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Ella relata que cuando llegaron a su vivienda encontraron la casa destrozada. "Cuando vine aquí todo estaba caído, tenía almíbar en el fuego, todo se dio vuelta, se me quebró el lavandero", detalla.

Genoveva señala que la noche de ese día pasó afligida porque prácticamente había perdido todo, no tenía dónde pasar la noche.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Sin embargo, tras el terremoto el Gobierno activó sus mecanismo de atención a las familias y comunidades. Fue así que Genoveva y su marido Andrés tuvieron una respuesta inmediata.

"Vinieron a orientarnos cómo íbamos a hacer para hacer nuestra casita. La vinieron a hacer de inmediato los muchachos de Managua. Ahora estoy mejor, gracias a Dios no me mojo, ni estoy expuesta al sol, ya no corro peligro", relata con confianza.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Por su parte Andrés, destaca que gracias a Dios ahora tienen una vivienda segura y saben que hacer al momento de un sismo de gran magnitud.

"Primero le doy gracias a Dios, después a la persona que me mandaron esta casita, les agradezco todo el tiempo, porque nos ayudaron en esa calamidad", indicó.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Carla Morales, también habita en Nagarote, y ahora goza de una vida renovada, pues el terremoto que arrebató sus esperanzas de salir adelante no pudo contra la solidaridad del Gobierno Sandinista que le entregó una vivienda digna y segura.

"Estábamos acá y al momento del terremoto estábamos donde una hermana mía, en ese momento se sacudió y nos venimos de donde estábamos para la casa y en el camino sentíamos los temblores constantes, a cada rato, incluso el lugar donde vivíamos se abrió la calle", señaló.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

"La casa toda se fregó, se desbarató la parte de la cocina cayó encima de la sala, quedó inhabitable la casa. En ese momento solo dormíamos afuera de la casa, teníamos miedo de entrar a la vivienda", recuerda.

Morales recordó que después del sismo principal, la población de Nagarote recibió el apoyo del Gobierno a través de las instituciones.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

"El Gobierno se puso las pilas, esa misma noche que sucedió eso, ya andaban la alcaldía, el Gobierno, los militares, levantando censos, buscando personas heridas, viendo lo que necesitábamos, andaban entregando frazadas, colchonetas, porque muchas personas dormían en la calle, a veces brisaba... fue algo duro, habían muchas personas de la tercera edad y niños", comentó.

Ángela María Vega y Francisca Ibarra, viven en la Comunidad de Puerto Momotombo, muy cerca de donde se registró el epicentro del terremoto.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

En esta comunidad al menos 200 viviendas sufrieron daños severos y el Gobierno Sandinista destinó recursos para construcción de viviendas y atención integral a las familias.

Ángela María Vega, recuerda que cuando el sismo ocurrió, toda su familia estaba fuera de la casa, la cual colapsó.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

"En medio de eso lo que uno hace es llorar y pedirle al Señor que lo deje vivo a uno. Ahora aquí estamos dándole gracias al Señor porque todo se solucionó rápido, gracias al Señor y al Presidente Daniel (Ortega), y la Compañera Rosario (Murillo) la ayuda llegó rápido y me hicieron mi casita", relató.

Vega señala que a partir de esa experiencia, la comunidad ha estado más organizada y preparada para enfrentar ese tipo de fenómenos.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

"Lo primero que tenemos que hacer es mantener la calma, salir en orden, buscar lugares seguros y mantener cosas indispensables listas, pero siempre confiando en el Señor", explicó.

Por su parte Francisca Ibarra, relató que su casa fue destruida por el terremoto e incluso ella sufrió lesiones cuando se cayó por correr hacia un lugar seguro.

"Me quedé tan triste, me sentí tan sola en el patio, y cerca el invierno... qué tristeza; pero al momento apareció la alcaldesa, vino a decirme que no me afligiera, recordé al Gobierno en ese momento y me puse gozosa cuando ella me dio esa esperanza. Ahora esta casa es una gran bendición, me siento como una reina", expresó Ibarra.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Mensaje de esperanza del Gobierno Sandinista dio aliento a toda la población afectada

Patricia Álvarez, coordinadora municipal de comunicación del Frente Sandinista en Nagarote, recuerda que el terremoto sucedió pasadas las 5:20 de la tarde del 10 de abril del 2014.

"Antes de las 10 de la noche ya habíamos sido visitados por delegados de gobierno de diferentes instituciones, quienes llevaban el mensaje de esperanza de que nuestro gobierno, del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, diciendo que inmediatamente estaban enviado ayuda", relató.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Álvarez destacó que a los días ya estaban entrando a la ciudad las caravanas de camiones cargados de materiales de construcción para iniciar la reconstrucción de las viviendas dañadas.

"Eso fue impresionante y toda la población, afectados y no afectados, estaban en función de ver con sus ojos, de constatar por ellos mismos que la respuesta estaba ahí, y que ahí estaba el compromiso de amor que le caracteriza a este gobierno revolucionario, que la caracteriza al comandante y a la compañera Rosario", valoró.

Familias de Nagarote y La Paz Centro recuerdan el terremoto del 10 de abril del 2014

Según Álvarez, el mensaje de prevención que el Gobierno Sandinista promueve entre la población llegó a los y las nagaroteñas la misma noche del sismo.

"Se nos decía: aléjense de lugares, tengan cuidado, visualicen las áreas de seguridad... luego con las prácticas que hemos venido teniendo, el año pasado hicimos 4 simulacros de terremoto, en este año ya llevamos el primero sobre multiamenazas, el mensaje de preparación se ha fortalecido y está calando en cada habitante de esta ciudad", concluyó Álvarez.