La Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda, se declaró competente para conocer dos demandas que Nicaragua interpuso ante el alto tribunal, y desestimó las excepciones presentadas por Colombia, país que pretendía desconocer la jurisdicción de la CIJ en dichas demandas.

En la primera demanda, Nicaragua exige ante la CIJ obligar a Colombia a acatar la sentencia emitida por ese mismo tribunal el 19 de noviembre de 2012, en la cual estableció la delimitación marítima entre Nicaragua y Colombia en aguas del mar Caribe.

La Corte también se declaró competente para conocer la demanda de Nicaragua en la que solicita a la CIJ concederle una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas desde la Costa Caribe.

En comunicación vía telefónica desde La Haya, Holanda, el Dr. Carlos Argüello, representante de nuestro país ante la CIJ, calificó la decisión como "una victoria total para Nicaragua".

"Nosotros estamos aquí muy contentos con el trabajo de todo el equipo, todo ha salido muy bien. Esto manda un mensaje claro que las sentencias de la Corte tienen que respetarse y punto. Espero que de alguna manera esto haga comprender a los colombianos que cuando la Corte falla algo es para cumplirse", afirmó el doctor Argüello.

El agente explicó que los resultados de la decisión de la Corte se verán en los próximos meses

"Ahorita lo que ha sucedido es que la Corte declaró que tenía competencia, jurisdicción y que los dos casos eran admisibles. Esto significa que ahora la Corte va a entrar a conocer el fondo del asunto y para eso hay un procedimiento que hay que presentar: alegatos escritos, después van a venir alegatos orales, así que si este proceso sigue su curso normal puede tomar todavía un par de años, fácilmente", consideró.

"Lo importante es que está aceptada la jurisdicción y vamos para adelante", afirmó Argüello.

Las dos demandas

El doctor Argüello recordó que en el caso de la primera demanda se refiere a la violación de los derechos de Nicaragua por parte de Colombia, sobre la sentencia de la CIJ del 19 de noviembre de 2012.

"La sentencia estableció unos límites marítimos y Colombia no los respeta, los está violando. Es lo mismo que si cualquier tribunal, o existiera un tratado entre Colombia y Nicaragua, Colombia lo estuviera violando. En este caso lo que está violando es lo que la Corte dispuso", indicó Argüello.

La segunda demanda es sobre el derecho de Nicaragua a una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas desde la Costa Caribe.

El agente explicó que la sentencia del 19 de noviembre de 2012 únicamente resolvió hasta las 200 millas marítimas, conocida como la zona económica exclusiva de Nicaragua, pero el tema de la plataforma continental que se extiende más allá de las 200 millas la Corte no lo había resuelto.

Argüello manifestó que, jurídicamente, Nicaragua tiene las puertas abiertas para presentar este caso con toda amplitud.

Colombia debe acatar decisión de la CIJ

El agente de Nicaragua ante La Haya, afirmó que a todos los países lo único que les queda es acatar lo que la Corte decida.

"Esa no es una cuestión opcional y lo dispuesto por la Corte no tiene apelación, es decir no existe un tribunal más allá de la Corte. Lo resuelto por la Corte es definitivo, así que todos los países que respetan el derecho internacional no ponen en duda el cumplimiento de una sentencia de la CIJ", explicó.

"Por eso es que cuando la Corte falló en el 2012 y las autoridades colombianas empezaron a dar declaraciones de que no iban a cumplir, que rechazaban el fallo y todo eso... entró una especie de choque continental sobre todo, porque todos los países se quedaron asombrados que un país como Colombia estuviera pretendiendo reírse de un fallo de la Corte, ignorarlo. Entonces esa actitud tiene que cambiar de alguna manera. Si la Corte encuentra que tiene jurisdicción tenemos que respetar lo que la Corte decida", aseguró Argüello.

Nicaragua siempre continuará respetando decisiones de la CIJ

El doctor Argüello enfatizó que Nicaragua siempre seguirá respetando y acatando lo dispuesto por la CIJ.

"Nicaragua desde los años 80 ha venido acudiendo a la Corte, dejando en manos de la Corte la resolución de los conflictos que tengan algo jurídico de por medio. No estamos pidiendo a la Corte que resuelva asuntos políticos, son casos que tienen que resolverse en base a derecho. Desde el 84 cuando fui enviado a Holanda, desde ese momento Nicaragua ya había decidido que la Corte Internacional de Justicia era un recurso excepcional, para los países pequeños sobre todo; era la forma de defender sus derechos de la manera más eficaz posible. Hemos continuado en estos últimos 30 y pico de años respetando esas ideas y respetando a la Corte Internacional de Justicia", concluyó.