La Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, Holanda, se declaró competente para conocer la demanda de Nicaragua en la que solicita a la CIJ concederle una plataforma continental extendida más allá de las 200 millas náuticas desde la Costa Caribe.

La CIJ desestimó las excepciones presentadas por Colombia que consideraba que el caso estaba cerrado.

Sobre la base del Pacto de Bogotá, la CIJ admitió la solicitud de Nicaragua de determinar el límite preciso de la frontera marítima entre las partes de la plataforma continental entre ambos países.

En la sentencia del 19 de diciembre del 2012 la CIJ no se pronunció sobre este tema de la plataforma marítima extendida a la que Nicaragua puede acceder conforme el derecho internacional.

Esta nueva demanda que la Corte declaró ser competente de conocer, fue introducida ante la CIJ el 16 de septiembre de 2013.