Los miembros de la brigada Cirujanos de la Esperanza de Bélgica y el personal de salud del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, iniciaron este domingo las evaluaciones para intervenir quirúrgicamente a diez niños y niñas a corazón abierto, del 7 al 11 de marzo.

La doctora Katherine Francoise, cirujana cardíaca de la brigada, informó que el objetivo es examinar a los niños y niñas con afectaciones cardíacas, operarlos y hacer un diagnóstico preciso para una misión futura, en el caso de los niños que no sean intervenidos.

“La idea es hacer en algún momento cardiología de intervención, o sea cateterismo, porque este es un elemento que además de permitir el diagnóstico, también tiene un fin terapéutico, esto es algo que vamos a lanzar para que quede instalado en el Centro de Cardiología de La Mascota para misiones futuras”, manifestó Francoise.

La doctora María Eugenia Prado, coordinadora del Servicio de Cardiocirugía en este centro asistencial, informó que esta es la primera de seis brigadas de cirugías de corazón abierto que se tendrán en este año con el fin de darles mejores condiciones de vida a los pacientitos. Con estas brigadas se intervendrá a un total de 60 niños, 10 por cada brigada.

Además indicó que este domingo se ingresaron los primeros cuatro niños que van a ser operados en el transcurso de la semana.

Prado destacó que entre los síntomas que presentan los niños con afectaciones cardíacas, están el color azulado o moradito que presente el bebé en los labios o dedos, el cansancio, la sudoración y la palidez excesiva.

Por su parte el doctor Gerardo Mejía, representante de Cirujanos de la Esperanza en Nicaragua, dijo que esta organización tiene varios de estar colaborando con el Hospital La Mascota, apoyando el Programa de cirugías de corazón abierto.

Agregó que gracias al esfuerzo del Buen Gobierno y del apoyo de la cooperación de España se construyó el Centro de Cardiocirugía. Asimismo Cirujanos de la Esperanza han colaborado en el equipamiento del Hospital, lo que ha permitido que Nicaragua cuente con un Centro de muy alto nivel en Centroamérica y que presta las mejores condiciones para las cirugías de corazón abierto.

Muy feliz está Aura Ileana Flores, del municipio de Ciudad Darío, Matagalpa, porque su hijo Justin Bayardo Treminio, de seis meses de edad, es uno de los primeros niños en ser operados.

“Me siento muy bien porque el niño va a ser operado, aunque estoy un poco asustada, pero va a ser para su bien, porque él solo se cura con la cirugía”, precisó Flores.

La brigada está integrada por 17 miembros, entre estos, un cirujano cardíaco, un cirujano urológico, un cardiólogo, dos intensivistas pediátricos, enfermeras y enfermeros de Cuidados Intensivos, un técnico en biotecnología, un percusionista y el instrumentista.