El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y la Coordinadora del Consejo de Comunicación, Compañera Rosario Murillo, visitaron a Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, para saludarlo en ocasión de 90 Aniversario Natal.

Durante el encuentro, el Comandante Daniel y la Compañera Rosario, presentaron a Su Eminencia la Iniciativa de Ley remitida a la Asamblea Nacional que lo nombra “Prócer Nacional de la Reconciliación y la Paz”.

Daniel afirmó que este proyecto de ley fue presentado la tarde de este martes ante la Asamblea Nacional, con una nota al presidente de ese poder del Estado, René Núñez, para proceder en los próximos días a su aprobación.

“Estamos seguros que van a aprobar de manera unánime este proyecto de ley”, subrayó el mandatario.

“Luego al ser dictada esta ley, aprobada por la Asamblea Nacional, viene firmada por el Compañero René Núñez Téllez, en su momento vendrá firmada por la Compañera Alba Palacios y luego el Presidente de la República que hace público la ley ya aprobada y la manda a publicar”, explicó.

“Así que Eminencia aquí le entregamos este reconocimiento, un reconocimiento moral de la deuda que tiene el pueblo nicaragüense, todos los nicaragüenses tenemos una deuda con Su Eminencia el Cardenal“, dijo el Comandante.

Cardenal ha sido determinante para la reconciliación

Daniel señaló que la generosidad, la decisión e iniciativa de Obando y Bravo ha significado salvar miles de vidas de nicaragüenses.

“Yo recuerdo aquellos momentos ya al final de la lucha revolucionaria en el 79 cuando fue determinante Su Eminencia mediando entre el Frente Sandinista y la Guardia Nacional ¿para qué? para que se rindieran y no hubiese más muertes; y luego promoviendo y ayudando a que nos reconciliáramos y que luego pusiésemos en libertad a centenares, a miles de prisioneros entonces que habían sido guardias, miembros de la Guardia Nacional, otros oficiales de la Guardia Nacional que fueron siendo liberados en diferentes indultos, diferentes amnistías a lo largo de los años”, refirió.

El Comandante también recordó el acompañamiento del Cardenal recorriendo las calles en los días amargos del terremoto que devastó Managua en 1972, así como su mediación en momentos de tensión para el país cuando el Frente Sandinista tomaba lugares donde se encontraban altos funcionarios del Gobierno Somocista.

“Recordamos también, no se puede olvidar su acompañamiento al pueblo de Nicaragua en la Plaza de la Revolución aquel 20 de julio, el 20 de julio del año 1979, ahí estaba su Eminencia el Cardenal en el Palacio Nacional acompañando al pueblo nicaragüense”, añadió.

Daniel también se refirió al papel como Presidente de la Comisión de Reconciliación y Paz que fue “determinante para ponerle fin a la guerra en este país”.

Subrayó que Obando y Bravo ha continuado acompañando al pueblo nicaragüense, recibiendo como Cristo escupitajos, pedradas y latigazos por los “mismos que han sido beneficiados por las iniciativas de Su Eminencia”.

Para Daniel esto es parte de la noble labor como pastor del Cardenal Obando.

“Se lo agradecemos, Su Eminencia, en nombre de todo nuestro pueblo”, manifestó.

Por su parte, Rosario indicó que este decreto lleva toda la estimación del pueblo nicaragüense representado en la Presidencia de la República, donde el Pueblo Presidente.

“Para nosotros es un honor, un orgullo poder dar lectura a este texto (que) le acredita a usted... no es el texto el que le acredita, ¡es su vida y todo lo que le debemos cada uno de nosotros, pueblo nicaragüense, familias nicaragüenses! (...), todo lo que usted ha contribuido a la paz y a esta tranquilidad que hoy disfrutamos en nuestra Nicaragua Bendita, Linda, Siempre Libre”.

Su Eminencia Reverendísima agradeció al Comandante y a la Compañera por este reconocimiento y pidió a Dios que sigan trabajando a como lo han hecho.

“Que el Señor los bendiga y que sigan trabajando con ese entusiasmo que les caracteriza”, expresó Obando y Bravo.