Luego de oficiada una santa Eucaristía, el pueblo católico de Tipitapa dio por iniciadas las celebraciones en honor al Cristo Negro, el Señor de Esquipulas, con la tradicional bajada de la imagen.

Pasadas las 4:00 de la tarde de este 6 de enero, los fieles devotos de esta milagrosa imagen se desbordaron en la Parroquia San José de esta Municipalidad del departamento de Managua para participar de la apertura de sus fiestas patronales, mismas que culminarán el próximo 22 de enero.

"Esta es una fiesta que si uno hace memoria y se va al corazón ve como luego de 200 años sigue viniendo gente a esta fiesta, desde tiempos de la colonia venía tanta gente a visitar al Señor de Esquipulas y siguen viniendo, este pueblo de Tipitapa que ya son otros tiempos, sin embargo mantiene viva la fe y nos alegra a nosotros y nos anima ver al Señor de Esquipulas que siempre llama con los brazos abiertos, una imagen milagrosa", declaró el Padre Henry Silva, Vicario de la Parroquia San José.

El sacerdote afirmó que al inicio de estas fiestas el mensaje a la feligresía católica es el llamado a llevar al Señor de Esquipulas en el corazón y compartirlo con los demás, tal como lo dice el canto a este santo milagroso.

“El Señor de Esquipulas es nuestro patrono y el pueblo se desborda para celebrarle su fiesta, donde se demuestra el amor, la fe, la tradición y agradecimiento por los milagros recibidos (y) hoy le pedimos que nos proteja, porque si nos acompañó el año pasado nos seguirá acompañando en este año”, manifestó Eduardo Antonio García, Mayordomo de las Fiestas.

A su más de 80 años de edad, Socorro Castillo Tenorio no pierde oportunidad para asistir cada año a la celebración de las fiestas del Señor de Esquipulas tanto como parte de la tradición heredada por su abuelita así como para pagar promesas por favores recibidos, favores que le han sanado de distintas enfermedades que ha padecido a lo largo de su vida y este año acudió muy gozosa a pedirle la sane de una dolencia en sus rodillas.

Al igual que doña Socorro, movida por la fe y la tradición de su madre, la joven Lidia Hernández asistió este miércoles a la bajada de la imagen del Señor de Esquipulas junto a sus hijos, a quienes les quiere transmitir la devoción por esta imagen milagrosa y a quien le pide bendición para su familia y del pueblo de Tipitapa.

Con esta tradicional bajada de la imagen de su santuario en el Altar Mayor, también se da inicio a la celebración de la novena al Señor de Esquipulas, celebración que continuará el 15 de enero con una solemne eucaristía oficiada por el Cardenal Leopoldo José Brenes, seguida de la procesión que recorrerá las principales calles de Tipitapa, para culminar el 22 de enero con la subida de la imagen.

Este año hay una característica muy especial, como es el año de la Misericordia el señor Arzobispo ha designado esta parroquia como el centro de peregrinación, la puerta santa y todo el que quiere ganar indulgencia puede venir a San José de Tipitapa, donde está el Señor de Esquipulas a ganar la indulgencia plenaria.