La poliomielitis es muy contagiosa y puede causar parálisis e incluso la muerte, de tal forma que el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud (Minsa) lanzó este viernes un programa de vacunación inyectable que permitirá proteger a la niñez nicaragüense contra esta peligrosa enfermedad.

La Directora del Sistema Local de Atención en Salud (Silais-Managua), doctora Carolina Dávila, expresó que con esto Nicaragua se está sumando a un esfuerzo de todas Las Américas de garantizar a sus poblaciones una vacuna inyectable.

Esta se aplicará a niños de 2 meses de nacidos, para posteriormente a los seis meses darles una dosis oral.

Dávila expresó que a esa edad a los niños se les aplica tanto la vacuna del polio (pierna izquierda) como la neumococo y la pentavalente (estas dos en la pierna derecha).

La introducción de este programa tiene un costo de 14 millones de córdobas y llegará a la niñez nicaragüense de manera totalmente gratuita a través del sistema de salud.

“En el caso de Managua a nosotros nos toca cubrir 2 mil 120 dosis”, señaló la directora del Silais durante el lanzamiento oficial de la vacuna, el cual se realizó en el Centro de Salud Villa Libertad.

Es importante recordar que en Nicaragua el último caso de poliomielitis se registró en 1981, sin embargo, el Gobierno nicaragüense no baja la guardia ya que aún hay países donde el virus no ha sido erradicado en su totalidad.

Las madres de familia consultadas dijeron estar agradecidas con el Gobierno porque una vacuna de este tipo viene asegurar que sus hijos se desarrollen sanamente.

“Esto es muy importante, ahora la vacuna contra la polio va a ser inyectada y con una mejor absorción para los niños”, expresó Hazel Reyes.

Otra de las cosas que agradecen es el hecho de que en Nicaragua el modelo de salud garantiza un sistema de vacunasgratuito para la población.

“Es un bien para mi niña. Vos sabés, no en todos los país esto es gratis, entonces para nosotras las madres nicaragüenses esto ha venido a hacer un bien”, aseguró Giorgina Prado.

Para el Minsa es fundamental que las madres acudan a los centros de salud, donde el personal médico les atenderá con la calidad y la calidez que merecen tanto ellas como sus hijos.