El reencuentro entre los cuatro pescadores rescatados en alta mar y sus familiares se realizó en Casares en medio de expresiones de alegría, lágrimas y abrazos.

Los pescadores fueron rescatados en horas de la tarde por la lancha pesquera Gata Salvaje, que los remolcó a la playa de Casares.

Los náufragos relataron los momentos de dificultad que vivieron durante varias horas en alta mar, luego que por desperfectos mecánicos en el motor de la embarcación fueran arrastrados a 52 millas náuticas del Puerto de San Juan del Sur.

Los familiares de los cuatro jóvenes pescadores viajaron desde San Juan del Sur para encontrarse con los jóvenes. En esta travesía fueron acompañados por las autoridades locales y políticas de los municipios de Carazo y San Juan del Sur.

"Estoy feliz, tranquila por ver a mi hijo. Dios es grande estuvimos aferrados a Él y le damos gracias a las autoridades que no nos abandonaron", expresó con lágrimas en sus ojos Josefina Cortés, madre del joven Cristian Flores.

"Me siento muy feliz, muy contenta porque me sentía perdida sin él, pero gracias a Dios aquí lo tenemos", dijo emocionada Milagro Ruiz, esposa de Flores.

"Le doy gracias a Dios y al Gobierno, a cada uno de mis amigos y vecinos que nos estuvieron acompañando hasta el final. No nos desampararon, ahí estuvieron, compartiendo las esperanzas que teníamos", expresó Bayardo Chévez, padre de Oderey Chévez.

Al ver y abrazar a su hijo Wilmer González con vida, doña Nery Ruiz González expresó "me siento muy emocionada al estar nuevamente con mi hijo y con los muchachos, pasamos un momento muy amargo pero le damos gracias a nuestro Señor porque ellos están con bien"

"Los miramos demacrados un poco, pero le doy gracias a mi Señor que están bien todos", agregó González.

Ileana Obregón, madre de Erick Membreño, recordó que "esta mañana estaba muy preocupada porque como madre perder a un hijo es un golpe demasiado duro, pero siempre tuvimos la confianza en Dios y en el gobierno municipal y en la población en general que nos apoyaron y aquí estamos con ellos sanos y salvos".

Erick, quien sostenía en sus brazos a su pequeño hijo, expresó que se sentía muy alegre al tener a su familia cerca, después de no verlos durante varios días de angustias.

Destacan efectividad del modelo de atención a situaciones de emergencia

La Compañera Colomba Silva, delegada del Ministerio de Gobernación en Carazo, explicó que en esta situación de emergencia las autoridades de Rivas y Carazo coordinaron esfuerzos para buscar y encontrar a los cuatro pescadores.

"Así funciona este modelo, así trabaja este gobierno y sus instituciones en una coordinación llegando a feliz término con la venida de los compañeros que gracias a Dios están sanos y salvos", dijo Silva.

Por su parte, Estela Morales González, delegada del Ministerio de Gobernación en San Juan del Sur, expresó que este desenlace feliz es el Frente Sandinista y el Comandante Daniel dándole respuesta a las familias.

"Desde anoche empezamos la búsqueda y aquí estamos, lo importante es que los tenemos vivos , los tenemos con sus familias, y en San Juan del Sur los están esperando ese pueblo unido el día de hoy", manifestó.

"El sistema funciona, el sistema es este que hoy lo vemos implementado cuando nosotros nos preparamos ante cualquier emergencia que tengamos en el país, este es el sistema que funciona, estuvo a prueba en este momento, el mejor simulacro lo hemos hecho ahora", dijo Morales.

Pescadores: Nunca perdimos las esperanzas

En alta mar los pescadores jamás perdieron las esperanzas, comentó Cristian Flores, responsable de la embarcación.

Relató que pasaron dos noches y día y medio en el mar solamente bebiendo agua potable de dos pichingas de 12 galones cada uno que transportaban en la lancha.

"Nos pusimos en las manos de Dios para que nos encontraran, teníamos esperanza que nos iban a encontrar, las esperanzas es lo último que se pierde", afirmó el joven.

Explicó que al ver la embarcación Gata Salvaje se sintieron muy alegres e inclusive se les salieron las lágrimas.

"Fue un alivio tremendo, le damos gracias a Dios por habernos mandado esa luz", expresó.

Flores también agradeció el esfuerzo de las autoridades que desplegaron fuerzas y medios para buscarlos y acompañar a sus familiares.

Wilmer Guzmán, otro de los pescadores rescatados, comentó que esta fue la peor experiencia de su vida.

"Nunca imaginamos que el motor nos iba a fallar, sentimos una gran aflicción, pero intentamos darnos ánimo, eso era lo que nos quedaba", indicó.

"En todo ese episodio pensé mucho en mi hija, en mi pareja y en mi mamá, pensé que nunca más los iba a volver a ver", agregó el joven.

"Ahora siento una gran alegría porque gracias a Dios estamos aquí sanos y salvos”, expresó.

Agradecen esfuerzo conjunto del Gobierno y pescadores

Los cuatro pescadores rescatados agradecieron los esfuerzos que realizaron las autoridades y los pescadores del Pacífico para buscarlos y encontrarlos.

"Las autoridades se preocuparon por nosotros que andamos haciendo un trabajo duro, muy difícil y en cualquier momento nos puede pasar algún percance", dijo Erick Membreño, miembro de la tripulación de la embarcación perdida.

Oderey Chévez, el cuarto joven rescatado expresó que se sintieron alegres cuando por fin estuvieron en tierra.

"Gracias a Dios nunca perdimos la esperanza de ser encontrados", dijo sonriendo.