En el marco del 30 aniversario de fundación del Hospital Alemán-Nicaragüense, la dirección del mismo otorgó reconocimientos a los trabajadores históricos y más destacados de esta unidad, por su entrega y labor a favor de la salud del pueblo.

El Hospital Alemán–Nicaragüense se fundó en 1985 durante la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, con el apoyo y colaboración del pueblo de Alemania, desde entonces han venido atendiendo en las diferentes especialidades, salvaguardando la vida de las familias.

“Estamos celebrando nuestros 30 años de existencia, cada vez más comprometidos a seguir atendiendo a la población, garantizándoles un servicio de salud de calidad. Para nosotros todo este periodo ha significado avances, crecimiento como trabajadores e institución, ofertando cada vez más servicios”, refirió Xinia Saballos, directora del hospital.

En los últimos nueve años, el Gobierno Sandinista ha desarrollado proyectos de mejora en la infraestructura de la unidad de salud, lo cual favorece a los pacientes, quienes son atendidos en ambientes dignos, acogedores pero sobre todo se ha mejorado la calidad en cuanto a la atención, desarrollando el modelo de salud familiar y comunitaria.

Trabajadores comprometidos con el bienestar de los pacientes

En total son 40 los trabajadores de las diferentes áreas y unidades del hospital quienes recibieron el reconocimiento por parte de sus compañeros, muchos de los festejados cuentan con 20 años de servicio, periodo en el que han venido familiarizándose con la población, lo cual les motiva a seguir trabajando con mucha entrega y dedicación.

“Son 30 años de brindar servicio a la población en el centro asistencial, una tarea que nos deja con mucha satisfacción, porque le hemos servido al pueblo con todo nuestro conocimiento y cariño. Acá lo más importante es el quehacer diario y por ello cada vez estamos más comprometidos a ser mejores cada día y de esta manera brindar un mejor servicio al pueblo”, dijo el Doctor Oscar Saravia.

“Muy emotivo el reconocimiento que nos brindan porque la tarea de trabajar en el hospital la inicié siendo aún muy joven, sin embargo logré adquirir mucha experiencia, aprendí mucho de los hermanos Alemanes, lo cual nos ha permitido seguir trabajando junto al pueblo. Treinta años después seguimos comprometidos con atender a todo el que necesite atención médica, tratarlo con amor y sobre todo aportar a su recuperación”, concluyó Odily Silva, enfermera.