En conferencia de prensa desde el SINAPRED, autoridades del país confirmaron que la actividad sísmica presentada este martes en la capital corresponde a un enjambre sísmico cercano a la falla de Tiscapa, al sureste de Metrocentro.

Los sismos han sido calificados de inusuales, ya que es poco común que ocurran con epicentro en la propia ciudad de Managua, donde hace más de 40 años se dio un devastador terremoto en el año 1972.

Los expertos, sin embargo, no prevén que ocurra un terremoto y consideran que este enjambre podría seguir, pero con tendencia a ir disminuyendo en las próximas horas o días.

“Por el momento, no creemos que vaya a ocurrir un terremoto, pero hay que estar preparados”, manifestó el asesor del INETER, Wilfried Strauch.

Lo importante es estar preparado

El especialista comentó que en general los enjambres sísmicos comienzan con sismos de baja magnitud, seguidos de sismos mayores, contrario a los terremotos donde el sismo mayor es seguido por réplicas menores.

En este sentido, Strauch indicó que “no predecimos un terremoto, lo más probable es que sea un enjambre que continuará en unas horas más o días más y después va a terminar, (pero) puede dilatar días o semanas”.

“Puede ocurrir un sismo de mayor magnitud, de 4 grados, no se pueden predecir terremotos, pero tenemos que estar preparados”, explicó.

El científico indicó que el Ineter continuará estudiando los sismos y monitoreando la actividad la cual podría aumentar o disminuir.

También refirió que si bien existe la migración de la actividad sísmica hacia otras zonas, en este caso la actividad se concentra en una zona pequeña establecida en un diámetro de dos kilómetros.

El asesor científico resaltó que gracias a las inversiones realizadas por el Gobierno Sandinista que dirigen el Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, el Ineter cuenta con una buena red sísmica que registra la actividad telúrica y segundos después transmite los datos preliminares a todas las instancias correspondientes para la toma oportuna de decisiones.

Ejercicios de simulacros han empoderado a la población

Por su parte el Co-Director del Sinapred, doctor Guillermo González, reiteró la recomendación de estar preparados ante cualquier situación que se pueda presentar posteriormente. Subrayó que las familias, los trabajadores en diversas instituciones y los estudiantes han logrado poner en prácticas los conocimientos adquiridos en los ejercicios de simulacros ante terremoto.

“El gobierno anunció medidas concretas, suspensión de clases en el sistema educativo, en todas las instituciones de gobierno el personal ha puesto en práctica las medidas de evacuación que se ha desarrollado en los simulacros que se han hecho en todo el país”, puntualizó.

Indicó que desde el primer evento registrado en horas de la mañana, el CODE Nacional se activó y actualmente se encuentran trabajando todos los delegados de las instituciones de gobierno, monitoreando cualquier eventualidad.

González reiteró que la población debe mantener la calma, estar atenta a las informaciones que se seguirán dando y poner en práctica las medidas de precaución que se estipulan en los planes de evacuaciones familiares o institucionales.

“No hay que pensar en que pueda presentarse una situación catastrófica, hay que estar tranquilos y poner en práctica medidas que se han venido ejercitando”, indicó.

Recordó que la Alerta Roja decretada en su momento continúa activa y señaló que el Gobierno ha estado trabajando para que en cada casa haya un plan de respuesta ante emergencias ocasionadas por sismos.

Asimismo, valoró que los simulacros que se realizan con el sistema educativo y a nivel nacional, son una práctica a nivel social que garantizan que todos conozcamos las medidas de evacuación y prevención.

Aseguró que existen planes nacionales, departamentales y municipales ante terremotos, que permiten a las instancias del gobierno y a las comunidades actuar con rapidez ante la ocurrencia de sismos de fuerte magnitud.

Finalmente, González mencionó que los sismos se han concentrado en el Distrito I de Managua, donde vive una población de entre 150 mil y 200 mil habitantes.