Con un colorido desfile cargado de los tradicionales bailes característicos de la zona y la música de chicheros, el pueblo católico de Nindirí celebró a la abuelita de Jesús y madre de la Virgen María, Santa Ana.

Los fieles de esta localidad del departamento de Masaya se desbordaron en la entrada del municipio para recibir al Arzobispo de Managua, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, y recorrer junto a él la calle principal de la ciudad hasta llegar a la parroquia homónima de su patrona para luego continuar con la celebración eucarística y una solemne procesión de la imagen de Santa Ana acompañada de Santiago Apóstol.

"Al celebrar estas fiestas de Santa Ana, nuestra abuelita, como constantemente la llamamos, estamos llamados a comprometernos en nombre de ella a querer a todos nuestros abuelos, de los cuales no hay duda que recibimos tantas cosas y los que fueron los que nos enseñaron a persignarnos, fueron nuestras abuelitas nuestras primeras catequistas y las que nos enseñaron el Padre Nuestro", manifestó el Cardenal Brenes durante la homilía.

El Cardenal enfatizó, en ocasión de celebrar a la Abuelita de Jesús, Santa Ana, la necesidad de que como seres humanos asumamos el compromiso de ser más responsables cuidando de los ancianos, de nuestros abuelos y padres, así como ellos cuidaron de nosotros en nuestros momentos de niñez, adolescencia e incluso ya en la adultez, porque son ellos también quienes nos educan y transmiten bueno valores.

“Hoy por la mañana me dedicada a hacer mis oraciones, pensaba en esta fiesta tan bonita de Santa Ana y San Joaquín, un matrimonio que supo educar a su hija María, que supo transmitirle valores, supo transmitirle respeto a Dios, respeto a los demás, generosidad, entrega y servicio. Todo lo que hoy conocemos de María no hay duda que lo aprendió de sus padres Santa Ana y San Joaquín”, declaró Su Eminencia.

Una vez concluida la eucaristía, la imagen de Santa Ana y de Santiago Apóstol, recorrieron las calles de Nindirí haciéndose acompañar de las melodías interpretadas por grupos de marimba y chicheros, así como del baile de los ya tradicionales Chinegros de Nindirí, quienes al ritmo de la música se dan reglazos entre ellos.

“Esta tradición tiene más de 100 años para venerar a la Abuela Santa Ana, nuestra patrona, y cada año nosotros por devoción venimos acompañarla en la procesión, y siempre nos preparamos para sus fiestas con las reglas de Chaperno para después venir a bailarle a nuestra abuelita”, expresó José Ángel Lara.

Por su parte la Alcaldesa de Nindirí, Clarisa Vivas Castellón, hizo el llamado a los fieles devotos de Santa Ana a consagrarse a María Santísima como modelo de obediencia, humildad, servicio y amor a sus padres.

“Soy devoto de nuestra patrona, la abuelita Santa Ana, y estas celebraciones están cada año mucho mejores, con más devoción y amor, con mucha más alegría. Mucha gente de toda Nicaragua viene a honrar a Santa Ana”, dijo Rosalío Silva.

Mercedes Laguna declaró ser originaria de la ciudad de Masaya, pero que cada año acude a las celebraciones en honor a Santa Ana para escuchar la Santa Misa, orar por su salud, por la salud de los demás, por los presos y porque se necesita tener más fe y más amor para el Señor.