“Compartiendo Fe y Esperanza” es el título que Alberto Morín Muñoz ha otorgado a su primera exposición de arte pictórico abstracto, misma que fue inaugurada la noche de este jueves en la Galería de la Sala Experimental Pilar Aguirre del Teatro Nacional Rubén Darío.

La colección de 20 cuadros es la primera experiencia de Morín pintando en acrílico, aunque pinta desde su niñez y ha pasado por diversas técnicas, desde el carboncillo y el grafito hasta incursionar ahora plasmando sus sentimientos sobre el lienzo, basado en el dolor y la esperanza que le ha dejado la partida física de uno de sus hijos.

“Eso sigue doliéndome mucho, pero me motivó más y comencé a pintar lo que yo sentía y esta obra pictórica de aquí lo que habla es lo que siento, cómo me siento ahora, cómo me siento con respecto a mi hijo. Hay unos cuadros que hablan del dolor, pero también hay muchos cuadros que hablan de la esperanza, la alegría, la alegría de mi niña que la tengo aquí conmigo. Y también la esperanza de que algún día me voy a reencontrar con mi hijo. Entonces, de eso trata la obra, de la fe en Dios y trata sobre mi hijo”, manifestó el artista.

El director del Teatro, el maestro Ramón Rodríguez, explicó que se ha acondicionado un espacio dentro de las instalaciones del Teatro para proyectar obras de nuevos artistas, pintores que quieren exponer su arte y en ese sentido se ha brindado el espacio a Morín para que por primera vez exponga su obra.

“Nos alegra mucho porque la dinámica nuestra es que el teatro esté ofreciendo actividades permanentes. Tenemos una exposición muy linda en el Salón de los Cristales con vestuario y la historia de la Opera en Roma. Y ahora tenemos esta exposición con mucho color, con mucha fuerza, muy llamativa, un trabajo muy bonito e interesante. Son las nuevas perspectivas de la pintura nicaragüense que también hay que darle su espacio”, indicó Rodríguez.

Alberto Sandino dijo estar muy sorprendido de la obra de Morin, de quien ya conocía dibujos en carboncillo y que con esta exposición está proyectando colores muy llamativos, volcando sus sentimientos en el arte.