Los daños ocasionados en la capital producto de las fuertes lluvias de las últimas horas están siendo reparados por cuadrillas de la Alcaldía de Managua.

El secretario general de la municipalidad, Fidel Moreno, realizó un recorrido para supervisar el avance de las obras en el barrio Rubén Darío y en el sector del Jonathan González, donde la lluvia socavó la tierra ocasionando daños a los pobladores de los alrededores.

En el sector del barrio Rubén Darío, contiguo al parque Candelaria, la corriente socavó la tierra dejando tres viviendas con riesgo de derrumbe.

Maquinaria pesada de la municipalidad trabaja a tiempo completo para restablecer la comunicación de las viviendas y evitar que las corrientes sigan socavando debajo de las casas.

“La corriente arrancó gran parte de todo el sedimento que había ahí, dejó tres viviendas incomunicadas y en situación de riesgo. Estamos acelerando la instalación de la tubería, y se brindará apoyo a las familias afectadas para que reconstruyan las paredes que podrían colapsar. Nuestra prioridad es tratar de rellenar un poco por si viene lluvia en la tarde noche no tengamos riesgo de derrumbe. Después vamos a instalar tuberías, revestir la calle porque si la calle está en tierra el agua la socavaría nuevamente”, explicó Moreno.

En ese lugar la población abordó al compañero Moreno y le expusieron los diferentes problemas que viven cada vez que cae una lluvia fuerte sobre Managua.

Además explicaron que varias familias que viven en un edificio terremoteado que no ha sido desalojado, temen que la infraestructura que está severamente dañada colapse ocasionando una tragedia.

Moreno ordenó a los equipos de la alcaldía realizar una revisión estructural en el edificio, así como verificar un censo de las familias y llegar a una solución al problema.

“En general hemos estado conversando, viendo diferentes afectaciones en la ciudad de Managua, esta ciudad no tiene grandes afectaciones pero tiene muchas pequeñas afectaciones. Aquí teníamos previsto desarrollar una tubería de drenaje, porque con cada lluvia se socavaba la tierra. Empezamos a hacer la obra, pero se nos vino la lluvia y provocó los daños que tenemos. Mañana nos concentrarnos en instalar la tubería y revestir. Estamos concentrándonos en que no haya mayores daños en las viviendas”, explicó.

Según Moreno la municipalidad ya ha atendido 40 puntos de los 80 donde se reportó alguna afectación ocasionada por las lluvias. Destacó los trabajos que la municipalidad realiza cerca del Hospital Roberto Huembes, una obra de drenaje que avanza en un 70% y gracias a la cual se logró disminuir el riesgo de inundación en dicho hospital.

Trabajos en el Jonathan González

Moreno explicó que en el barrio Jonathan González la municipalidad desarrolla un proyecto de mejoramiento de barrio que se desarrolla desde hace meses y que incorpora a tres barrios más.

“La intención es poder mejorar las condiciones de drenaje. Esta es la tercera etapa del drenaje, la obra tiene más del 80% del avance. Al no estar terminada la lluvia provocó afectaciones en el proyecto, la principal afectación fue la ruptura de una tubería principal de agua potable y eso provocó los daños”, explicó.

Comentó que la tubería está totalmente instalada en más de un kilómetro y las cuadrillas estaban procediendo a poner la carpeta de rodamiento.

“El agua entró y provocó que se levantara la carpeta de rodamiento y generó hundimientos que ya se están trabajando”, dijo Moreno.

Señaló que el proyecto se completará en los próximos 7 días y una vez concluido mejorará el sistema de drenaje del barrio.

Otro de los componentes de ese proyecto es el revestimiento de calles principales y secundarias que mejorarán el sistema de drenaje en toda la zona.