Con la creación de los Centros de Desarrollo Infantil (CDI), el Gobierno Sandinista ha restituido los derechos de miles de niños nicaragüenses, manifestó este 1 de junio, la Ministra de la Familia, compañera Marcia Ramírez.

Al celebrar el Día del Niño, en las instalaciones del CDI Mildred Abaunza, Ramírez detalló que estos CDI, creados por mandato del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, brindan educación inicial a los niños y niñas; alimentación, salud y cuidados integrales.

La directora del CDI Mildred Abaunza, compañera Vilma Pérez, destacó que los niños y niñas, son atendidos de forma completa, permitiéndoles a sus padres mayores facilidades para que puedan ir a trabajar, con toda la seguridad que sus hijos estarán en buenas manos.

“El compromiso de siempre, es ayudarle a las madres trabajadoras como una reivindicación de sus derechos; para que ella se vayan a trabajar tranquilas, y los niños quedan bien cuidados en el centro”, manifestó.

Estimó que en este CDI (ubicado detrás del Mercado Iván Montenegro), se atienden a 272 niños, muchos de ellos, antes habían sido trabajadores ambulantes.

“Trabajamos de 6 de la mañana a 6 de la tarde, cubriendo las jornadas de trabajo de los padres de familia, con un horario escalonado de las trabajadoras del centro”, sostuvo.

Explicó que los niños tienen derecho a una educación gratuita, por lo que este gobierno, consciente de esta prioridad, ha avanzado en cada uno de los municipios del país, construyendo estos CDI.

Juana Ramírez, una de las madres que se encontraba celebrando el Día del Niño en este CDI, agradeció al Gobierno del Presidente Daniel y Rosario, por brindarles esta educación integral a los pequeños.

“Los niños son bien atendidos, les dan su merienda; los educan, les transmiten buenos valores; yo creo que el Gobierno nuestro se ha puesto las pilas, y se ha sacado un cien, al construir estos centros, nos ayudan mucho”, sostuvo.

Por su parte, Raquel Hernández, también madre de familia, destacó que los CDI, además de contribuir en la educación inicial de los pequeños, también son como su segundo hogar, donde aprende a socializar y compartir su mundo, imaginación y creatividad.