La Colonia 10 de Junio, del Distrito V de Managua, se unió este sábado para conmemorar el 36 aniversario de la muerte del héroe y mártir de la lucha sandinista, Luis Guillermo López Martínez.

De origen humilde y testigo de las injusticias que cometía la Dinastía Somocista contra el pueblo nicaragüense, Luis Guillermo se integró desde su adolescencia al Frente Sandinista.

Integrado en la lucha en las montañas, fue capturado por la Guardia en Santo Tomás, Chontales. Allí estuvo preso durante varios días hasta que fue trasladado hacia Managua, donde tras ser sometido a torturas fue asesinado de tres disparos un 23 de mayo de 1979. Tenía apenas 19 años.

En su memoria, los jóvenes, los adultos, los familiares y la comunidad organizada de la Colonia 10 de Junio, develaron la placa que en los años ochentas fue erigida en su nombre. (Según los pobladores, esta placa fue arrancada desde sus cimientos durante los gobiernos neoliberales, ello como parte de los esfuerzos de la derecha por erradicar la memoria histórica del pueblo).

América Medina, Secretaria Política de este sector capitalino, destacó que los simpatizantes sandinistas nunca han olvidado el enorme legado de héroes como Luis Guillermo, por lo que en estos nuevos tiempos se sienten comprometidos con avanzar en seguir haciendo realidad los sueños de paz, tranquilidad y progreso de aquellos que lucharon por la libertad de Nicaragua.

“Nosotros debemos de seguir luchando por nuestra patria, y eso solo lo podemos hacer con nuestro buen gobierno”, indicó Medina.

Edelma Dávila Hernández, fue vecina de Luis Guillermo, y lo recuerda como un hombre comprometido y dispuesto al mayor de los sacrificios.

Dávila aseguró que los tiempos de la Dictadura eran sumamente difíciles para el pueblo, de tal forma que las injusticias cometidas fue lo que movió a la juventud a levantarse en armas.

De eso están conscientes jóvenes como Inti Rivera, quien reiteró la disposición de los miembros de la JS-19 de julio de avanzar en estos tiempos de paz en la restitución de los derechos del pueblo.

“Nosotros, la Juventud Sandinista, agradecemos de todo corazón a todos estos héroes y mártires que derramaron su sangre en la guerra contra Somoza, porque sin ellos no estaríamos aquí, no podrían haber tantas cosas que hoy los nicaragüenses gozan gratuitamente”, dijo Rivera, citando los avances que hay ahora en materia de educación, salud y recreación sana para la juventud.