Para los estudiantes, docentes y padres de familia llegar hasta los diversos centros de estudio ahora es mucho más seguro y tranquilo, gracias al apoyo que reciben de parte de la Policía Nacional, que desde horas muy tempranas despliega a sus fuerzas de cara a continuar garantizando el bienestar de la comunidad educativa.

En el marco del Plan de Seguridad Escolar que la institución de orden público viene ejecutando desde días previos al inicio del año escolar, en horas de la mañana de este lunes agentes policiales se dieron a la tarea de continuar resguardando la seguridad tanto de los estudiantes, maestros y padres de familia que cada día acostumbran acompañar a sus hijos a sus respectivos centros educativos.

“La Policía Nacional contempla y tiene contemplada la cobertura en los diferentes colegios tanto en la entrada y salida para garantizar el bienestar de los estudiantes, de los niños, los padres de familia y los mismos docentes. Este plan contempla cobertura en los 400 metros alrededor del colegio y estamos abocados a prevenir cualquier hecho delictivo”, manifestó el Capitán David Madrigal, del Distrito V de Managua.

Madrigal detalló que producto de esa constancia policial se ha contribuido a disminuir los hechos delictivos y todos aquellos incidentes que se presentaron durante el inicio del año lectivo, además que también se está trabajando en función de reducir los accidentes de tránsito, para lo cual se están apoyando de las Brigadas de Regulación Escolares de Tránsito (BRET).

“Para nosotros es muy importante que tengamos el Plan de Seguridad Escolar porque de esta manera nos cuidan a los niños, cuidan la entrada y la salida de nuestros niños, tenemos la seguridad de que nuestro Gobierno ha estado en constante movimiento para que cuiden a los niños”, comentó María Teresa Chávez, directora del Colegio Camilo Zapata del Distrito I de Managua.

Al igual que la directora Chávez, los padres de familia destacaron los buenos resultados de la ejecución de este plan en lo que se refiere a la disminución de las actividades delictivas.

“Yo creo que es algo bueno lo que ha hecho porque la verdad es que nos sentimos seguros porque todos los niños vienen tranquilos a clase, seguros por la Policía que está en los alrededores”, dijo Germán Almanza.

“Eso está bien para la seguridad de los estudiantes, esperamos que se mantengan y se lleve a otros colegios porque ha contribuido a disminuir los delitos en la zona, […] es bueno que esté aquí la Policía para evitar que los estudiantes salgan perjudicados”, señaló Benjamín Cerna.