Diferentes especies de árboles que crecen en todo el territorio nacional, se encuentran en un solo lugar para disfrute de las familias y estudiantes, en el Arboretum Nacional, ubicado en la Avenida de Bolívar a Chávez.

Este fin de semana, tras un recorrido, se logró observar el interés por este sitio, que se suma a los atractivos que ofrece esta zona de Managua para recreación de las familias.

Estudiantes de todas partes del país, admirados por las 235 especies de flora, indicaron la importancia que tiene para ellos conocer más sobre especies que eran desconocidas y el cuido que deben promover al estar muchas de ellas en peligro de extinción.

Este jardín botánico, que muestra una vez más las bellezas naturales que posee Nicaragua, está abierto al público de lunes a domingo de 8 a 5 de la tarde. La entrada es totalmente gratis.

La niña Karla María Laguna Cubillo, estudiante del colegio Salomón Ibarra Mayorga, comentó que el Arboretum es “un lugar bonito donde conocemos más de los árboles”.

Sobre la importancia del cuido de gran variedad de plantas que están en peligro de extinción y que se encuentran en el jardín, manifestó que si los cuidamos “los podemos conocer y si los cuidamos nuestros hijos los pueden ver y disfrutar como nosotros ahora lo estamos disfrutando”.

Esther Balmaceda Artola, dijo que “me parece muy bueno porque podemos conocer los distintos árboles, como el bambú, el palo de hule, el caoba, etc..”

Esther resaltó muy consciente que “por los árboles nosotros tenemos el oxígeno que nos ayudan a vivir”.

Además, el lugar es indicado para acudir en familia gracias al ambiente fresco y agradable que transmite.

Auxiliadora Guido, contó que ella junto a una decena de niños, provenientes de una iglesia evangélica destinaron este fin de semana para conocer las bondades que regala la madre naturaleza.

“Nosotros venimos de una iglesia evangélica, siendo el objetivo de la visita que ellos conozcan la naturaleza, lo que Dios nos ha dado y venimos a llenar un plan que tenemos para ellos en un futuro”.

“La meta era que vieran a conocer todos los recursos naturales principalmente en Managua. Fuimos a la laguna de Tiscapa y luego acá donde los guías nos llevaron a conocer las plantas, árboles medicinales y cuál es la función de cada uno de ellos”, concluyó.