La unidad preventiva en este  centro comercial tiene menos de un mes de estar funcionando y cuenta de 6 a 8 agentes policiales que de manera permanente se encuentran allí dando seguridad tanto a compradores como a los comerciantes.

El comisionado Edmundo Vindell, segundo jefe distrito VII de la Policía, aseguró que en dicha unidad hay un agente investigador encargado recibir las denuncias, así como también jefes de sectores que se encargan de garantizar la vigilancia.

La incidencia de robos en el Iván Montenegro es actualmente baja, registrándose un robo a la semana y dos robos con fuerza al mes, lo cual, no obstante, no es ningún impedimento para reforzar las fuerzas de seguridad en el centro.

Vindell aseguró que cuando han ferias o eventos especiales, la Policía incrementa el número de fuerzas hasta en 15 agentes.

Los comerciantes aseguran sentirse satisfechos con la unidad, ya que esta es el resultado del trabajo coordinado con la Policía.

“Los comerciantes nos organizamos con la Policía Nacional y antes de fin de mes hacemos asambleas para ver las problemáticas que se están dando”, manifestó Ingrid Tellería, una de las comerciantes, quien aseguró que el Iván es quizá el mercado más seguro de Managua.

Además de la Policía, el mercado cuenta con seguridad pagada por los comerciantes, la cual trabaja de manera coordinada con los agentes.

“Nosotros patrullamos durante todo el día, y si agarramos a un delincuente lo retenemos y llamamos a la Policía”, aseguró el guarda Reinaldo Ávila.