Sin distinciones de ningún tipo, jóvenes y adultos de las diferentes comunidades de Ciudad Sandino, reciben clases en la escuela de oficios para aprender una labor digna y así desempeñarse profesionalmente.

400 personas están matriculadas en los cursos tecnológicos y tradicionales como albañilería, electricidad domiciliar, belleza general, corte y confección, mecánica de motos, guía turístico local, panadería, contabilidad, reparación de celulares, entre otros.

Yamileth Romero, estudiante de contabilidad, comentó que las escuelas de oficios son una gran ayuda para personas de escasos recursos.

“Está muy bueno esto porque ahorita como está la economía hay muchas personas que no pueden seguir preparándose por la falta de dinero y esto que ha implementado el gobierno es muy bueno y espero pronto buscar una plaza para trabajar”.

En el aula de operador de microcomputadoras se encontraba muy concentrado el joven Rafael Velázquez, quien explicó que “estoy haciendo una planilla de pago que lleva todo lo que tiene que ver con empleados, salarios, horas extras, Inss”.

Destacó que prefiere estudiar los sábados antes de estar en las calles buscando el peligro en la delincuencia.

“El día sábado no tengo que hacer nada y por eso prefiero ocuparlo en algo, por eso vengo y aprendo”.

Filiberto Rizo, director de la escuela municipal de oficios de Ciudad Sandino, indicó que con la implementación de estos estudios se han restituidos decenas de derechos a personas de todas las edades, quienes no habían podido aprender un oficio.

“Nosotros hemos tratado de venir motivando, no solo matricular, sino que queremos que ellos sean protagonistas de cada uno de estos cursos, dándoles seguimiento para que ellos estén constante viniendo a clases”.

“Hemos desarrollados diferentes iniciativas de intercambio como ferias, prácticas donde jóvenes de albañilería pronto estarán contribuyendo con la construcción de las casas que fueron afectadas por el terremoto, los de electricidad domiciliar van a mejor el sistema eléctrico del distrito policial, entre otras coordinaciones”, concluyó Rizo.