De manera exitosa, el Gobierno Sandinista, a través del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca), y en alianza estratégica con numerosas empresas del país, desarrolla un programa integral sobre el cultivo y producción de la tilapia.

Con aplicaciones tecnológicas de punta y una genética de alto nivel, las granjas de tilapias han venido creciendo paulatinamente en Nicaragua, dando resultados muy rentables para los pequeños productores de esta especie bondadosa.

El Gerente de Producción de Central American Fisheries, Danilo Soza, explicó que el éxito del cultivo de la tilapia en Nicaragua se debe precisamente porque "es una especie de rápido crecimiento y muy resistente".

La Granja Escuela Piscícola, ubicada en el kilómetro 20 carretera nueva a León, es uno de los tantos proyectos impulsados por el Inpesca y la Universidad Centroamericana (UCA).

Soza, quien forma parte de este gran proyecto, detalló que en estos estanques cultivan tilapia genéticamente mejorada (traída de Vietnam); por lo que una vez desarrollados los alevines o peces pequeños (pueden pesar hasta 1 quilo, tamaño comercial).

"Tenemos 15 estanques, para cultivar tilapias. Nosotros hemos estado vendiendo semillas a Honduras, El Salvador, y en este momento estamos en el mercado nacional", destacó.

Indicó que gracias al apoyo técnico que han recibido de Inpesca y el Gobierno Sandinista, es que luego de tener una expectativa de producir 1 millón 200 mil alevines (o peces pequeños para crianza), han aumentado esta cifra hasta los 2 millones.

Alimento con alto contenido de proteínas

Por su parte, Juan Ramón Bravo, Coordinador del Proyecto e integrante del Instituto de Capacitación, Investigación y Desarrollo Ambiental (CIDEA, UCA), explicó que desde esta granja, se cultiva tilapia a pequeña escala para apoyar a los pequeños productores del país con semilla de buena calidad.

"Estamos trabajando con 200 productores a nivel nacional que están interesados no solamente en comprar los alevines (o semillas), sino en recibir capacitación técnica sobre la producción de este pez", señaló.

Bravo historió que la tilapia es un pez de origen africano, el cual se introdujo a Nicaragua en los años ochenta como parte de los esfuerzos del Gobierno Sandinista hacia el fortalecimiento de la piscicultura.

"La tilapia tiene alto contenido de proteínas, alta resistencia, y es un animal noble, puesto que se engorda relativamente fácil y es muy manejable por los productores", manifestó.

Como parte del fortalecimiento de los sistemas de producción alimentarios, el Inpesca también asiste técnicamente a la Granja Demostrativa del Cultivo de Tilapia de la Universidad Nacional Agraria (UNA), administrada por la Facultad de Ciencia Animal.

La docente y asesora de esta granja, Mercedes González Valdivia, anotó que ya son unos 48 estanques que están en operación para la crianza de estos animales acuáticos.

"Ahorita atendemos alrededor de unos 20 proyectos en el norte del país con la producción de alevines (pequeñas tilapias), y los productores la prefieren porque es una carne de buen sabor y no tiene espina, porque es de buen filetaje", sostuvo.

Programa fortalece seguridad alimentaria

Es a través de estos bancos de semillas (o granjas de alevines), que el Gobierno Sandinista, a través del Inpesca y el sector privado, promueve el desarrollo pesquero y acuicola en Nicaragua.

El compañero Jonhy Maradiaga, Responsable del Departamento de Acuicultura Continental de Inpesca, expuso que una de los principales metas que tiene este programa es garantizar la seguridad alimentaria y generar mayores fuentes de empleo a nivel nacional.

"Venimos formando alianzas con la empresa privada y con las universidades, porque queremos garantizar alimentos seguros y a bajos precios a la población", destacó.

Es a través de un programa piloto, el cual incluye a cientos de productores y productoras de la pesca y la acuicultura de la región norcentral del país, que el Inpesca tiene como objetivo desarrollar la producción de tilapia a mayor escala, además de potenciar los mercados internacionales de dicho producto en un mediano plazo.