Establecer relaciones culturales, comerciales y tener un acercamiento con los pueblos originarios de la Costa Caribe nicaragüense es el propósito de la visita de una delegación de la Autoridad Nacional del pueblo Raizal del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina que arribó a suelo nicaragüense la noche de este lunes 10 de marzo.

Dicha delegación, integrada por el Vicepresidente de la organización, su Coordinador, el Secretario General y la Vocera, fue recibida en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino por el Vicecanciller de Cooperación Externa Valdrack Jaentschke y a partir de este martes realizará una gira de trabajo por territorio de la Región Autónoma del Atlántico Sur de Nicaragua, donde sostendrá encuentros con las autoridades locales y regionales de los pueblos indígenas de Bluefields, Corn Island y Laguna de Perlas en búsqueda de lograr un intercambio y relaciones comerciales, culturales y deportivas para unir a los hermanos caribeños sin importar fronteras o límites territoriales.

“Nosotros tenemos una relación desde hace muchos años que se ha roto y nosotros estamos buscando volver a lo que es nuestra herencia ancestral, tenemos hermanos aquí en este país y queremos volver a encontrarnos y mantener esa unión que nunca debió habernos separado”, manifestó Corine Beberly Duffis Steele, Vocera de la Autoridad.

Jairo Rodríguez Davis, Coordinador de la Autoridad Nacional Raizal detalló que con su visita pretenden reconstruir esa relación ancestral de forma armoniosa entre los pueblos indígenas aprovechando las afinidades y vínculos muy fuertes con las poblaciones de Corn Island y Bluefields, relación que se debe mantener independientemente de los países que tengan dominio sobre los territorios marítimos.

“Nosotros tenemos claras las relaciones ancestrales que siempre ha habido entre el pueblo raizal y los pueblos indígenas y tribales de la Costa Caribeña de Nicaragua. Ha sido un vínculo familiar, cultura, de lengua y de vecinos. Supimos convivir armoniosamente por mucho tiempo y desafortunadamente esas relaciones se fueron deteriorando ante una disputa territorial ante ese mar y lo que buscamos como pueblos es reconstruir las relaciones, las buenas relaciones con esos hermanos nuestros, el pueblo creole en Bluefields, en las Regiones Autónomas Atlántico Norte, Atlántico Sur y pueblos indígenas también como el miskito”, expresó Rodríguez.

Solo Nicaragua reconoce autonomía de pueblos originarios

El Coordinador de la Autoridad Nacional Raizal valoró de muy importante la Ley de Autonomía que el Gobierno del Frente Sandinista ha promovido sobre los territorios y pueblos originarios de la Costa Caribe, algo que no ha vivido el pueblo Raizal en San Andrés producto de las políticas de Estado que ejecuta el gobierno colombiano.

“Se ha sido muy maduro acá en concederle una autonomía muy merecida que tienen los pueblos indígenas en la Costa Atlántica nicaragüense. Esas dos regiones autónomas bien merecido lo tienen. Allá en San Andrés y Providencia el pueblo raizal todavía no disfruta de tales beneficios de una autonomía, no tenemos, es una lucha con Colombia […] estamos en esa lucha de tener derecho a la autodeterminación”, dijo Rodríguez Davis.

El Vicecanciller aseveró que el régimen de autonomía y los derechos reconocidos a los pueblos originarios por parte del Gobierno de Nicaragua, es un buen ejemplo para construir con los hermanos del Caribe las relaciones que históricamente se han venido desarrollando y se vieron interrumpida por diferentes factores.

Colombia agrede a pueblo Raizal

Enrique Pusey Bent, Vice-Presidente de la Autoridad, señaló que el pueblo Raizal sufre agresiones producto de las políticas y leyes aprobadas por el Gobierno de Colombia, que ha permitido la inmigración de continentales a las islas del archipiélago ocasionándoles la pérdida del 53% de su espacio vital sin una ley que los proteja como pueblos originarios, incluso excluyéndoles de los negocios de turismo que se han establecido en las islas.

“Hoy en día San Andrés se está convirtiendo, por la superpoblación, en un gran desierto, sacan el agua del subsuelo, bombean el agua para el sector continental y se olvidan de los raizales. Solamente una vez al mes llega el agua a San Luis y las Lomas por unas horas, mientras en los sectores donde viven los continentales el agua va diario, pero algo paradójico, las reservas de agua están debajo de nuestras casas y nuestras finquitas”, comentó

Según Pusey otra de las agresiones que sufren constantemente de parte del gobierno colombiano es el irrespeto a su cultura y a su lengua dado que los avisos públicos, la educación, los medios de comunicación escritos y documentos oficiales se emiten únicamente en español y son obligados por los agentes policiales, soldados y la fiscalía a hablar español.

“Hay discriminación en todos los niveles y el gobierno Colombiano no nos está tratando bien, no hay respeto para nosotros y lo único que piensan es en la soberanía y la nacionalidad, mientras mi pueblo Raizal está siendo extinguido, o sea aquí configura genocidio conforme al convenio internacional para prevenir y sancionar el delito de genocidio”, declaró Pusey.

Pusey sostuvo que mediante la Ley 52 de 1912 en su Artículo 14 y la Ley 127 de 1959 en el Artículo 13, el gobierno de Colombia promueve masivamente la inmigración de continentales de Suramérica y Colombia hacia las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, lo que les ha ocasionado la pérdida del 53% de su suelo vital al pueblo los Raizales, donde realizar sus cultivos y construir, “porque ya hemos perdido el 100% de las playas, de los cayos, de las lagunas y de los manglares, porque ya la defensa colombiana se han apoderado de estas zonas y nosotros apenas tenemos menos del 5 por ciento de permisos para pescar en nuestras propias aguas”.

Gobierno de Nicaragua reconoce derecho ancestral sobre Mar Caribe

Rodríguez Davis calificó como un acto de respeto y de reconocimiento del derecho ancestral del pueblo Raizal sobre las aguas del Mar Caribe, al permitir el Gobierno del Comandante Daniel Ortega que sus miembros realicen labores de pesca en el territorio que le fue devuelto a Nicaragua tras el fallo del 19 de noviembre del 2012 por la Corte Internacional de Justicia.

Destacó las facilidades que existen en Nicaragua para que las poblaciones de los Raizales visiten territorio nicaragüense, lo que debería ser reciproco y brindar el gobierno de Colombia también facilidades para que los pueblos originarios nicaragüenses mantengan contacto los que son sus hermanos en San Andrés y Providencia.

“Creo que efectivamente tanto la posición del Comandante Daniel (Ortega), presidente de la República, alrededor de los derechos de los pueblos raizales ha sido clara, ellos reconocieron y creo que hay que ver con una diáfana claridad, una claridad como los compañeros raizales se refieren a la necesidad de fortalecer las relaciones y de seguir comunicándonos como en el pasado”, agregó Jaentschke.