Las familias católicas del municipio de Potosí, en el departamento de Rivas, han unido esfuerzos para festejar a lo grande este 14 y 15 de enero a su patrono el Santo Cristo de Esquipulas. Así lo aseguró a El 19 Digital el profesor Gerardo Maltés, quien tiene ya catorce años de ser el mayordomo de las fiestas.

Maltés reseñó que es a partir de la llegada del Padre Ernesto Canales, en el año 2000, que las fiestas patronales inician un proceso de rescate, pues en ese entonces no se celebraba con tanta devoción como ahora.

“Los Potosinos, desde que llegó aquí el padre Ernesto Canales, hemos venido aumentado la devoción hacia el santo, con él se inicia el novenario, porque antes no había ni siquiera novenario. Ahora ya no dan abasto los nueve días” explicó.

El fiel devoto del “Cristo Negro” anunció que para el 14 de enero, vísperas de la fiesta patronal, la imagen durante el día visitará el populoso Barrio “Calle en medio”, desde donde en horas de la tarde-noche saldrá el tradicional tope con toda la pólvora que los potosinos aportan para que sea quemada en honor de su patrono en la acostumbrada alborada.

En tanto, para el día 15, propio día de las fiestas, se realizará la diana, luego a las 5 de la tarde la misa presidida por Monseñor Jorge Solórzano, Obispo de la Diócesis de Granada, seguidamente la procesión por las principales calles de Potosí y se cierran los festejos con el palo lucio y una revista cultural.

Cristo de Esquipulas quiso quedarse en Potosí

Este domingo la imagen del patrono visitó la casa de la profesora de generaciones, Ligia Arriola, quien relató cómo el Cristo de Esquipulas quiso quedarse en el municipio sureño.

“Nos contaban nuestros abuelos que esta imagen había sido traída desde hacía muchísimos años a nuestro municipio y cuando quisieron regresarla a su lugar de origen, así, pequeña como es, se puso pesada, no podían levantarla y aquí se quedó” narró la devota.