De acuerdo a los datos del parque nacional, las mediciones realizadas muestran que el volumen del agua se redujo a una tercera parte: hasta unos 500 metros cúbicos por segundo, cuando la medida habitual es mil 500 metros cúbicos.

Una parte de las cataratas se secó dejando al descubierto los desfiladeros de roca que normalmente cubre, informó la fuente.

El complejo de cataratas se extiende por unos 2,7 kilómetros e incluye cerca de 270 cascadas. La altura de la mayor caída de agua es la llamada Garganta del Diablo que alcanza los 82 metros, pero en la mayoría de las cascadas es de algo más de 60 metros.

El complejo natural es considerado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) y en noviembre de 2011 fueron elegidas provisionalmente como una de las "Siete maravillas naturales del mundo" por la fundación las Nuevas Siete Maravillas (New7Wonder).