Mensaje del Presidente de la Federación de Rusia, Compañero Vladímir Putin, a los ciudadanos de ese Hermano País, ante el terrible atentado terrorista en Moscú.

23 de marzo de 2024

¡Queridos ciudadanos de Rusia!

Me dirijo a Ustedes en relación con el sangriento y bárbaro atentado terrorista, cuyas víctimas fueron decenas de personas civiles e inocentes, compatriotas nuestros, entre ellos niños, adolescentes y mujeres. Los médicos luchan ahora por la vida de los heridos, los que se encuentran en estado grave. Estoy seguro de que harán todo lo posible e incluso lo imposible para preservar la vida y la salud de todos los afectados. Un agradecimiento especial a las tripulaciones de las ambulancias y ambulancias aéreas, fuerzas especiales, bomberos y rescatistas que hicieron todo lo posible para salvar la vida de las personas, sacarlas de las llamas, del epicentro del incendio y del humo, y evitar pérdidas aún mayores.

No puedo dejar sin mencionar la ayuda de los ciudadanos de a pie, que en los primeros minutos de la tragedia no permanecieron indiferentes y, junto con los médicos y los servicios especiales, prestaron los primeros auxilios y trasladaron a los heridos a los hospitales.

Prestaremos la ayuda necesaria a todas las familias, cuyas vidas se vieron afectadas por la terrible catástrofe, a los heridos y lesionados. Expreso mis profundas y sinceras condolencias a todos los que perdieron a sus familiares y amigos. Junto con Ustedes, todo el país, todo nuestro pueblo está de luto. Declaro el 24 de marzo día de luto nacional.

En Moscú y en la región de Moscú, así como en todas las regiones del país, se han introducido medidas antiterroristas y antisabotaje adicionales. Lo principal ahora es impedir que, los que están detrás de esta sangrienta masacre, cometan un nuevo crimen.

En cuanto a la investigación de este delito y los resultados de las operaciones de búsqueda, actualmente podemos decir lo siguiente. Los cuatro autores directos del atentado terrorista, todos los que dispararon y mataron a la gente, han sido encontrados y detenidos. Intentaron escapar y se dirigieron hacia Ucrania, donde, según datos preliminares, se les preparó un espacio en el lado ucraniano para cruzar la frontera estatal. Se ha detenido a un total de 11 personas. El Servicio Federal de Seguridad de Rusia y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley están trabajando para identificar y descubrir a toda la base auxiliar de los terroristas: quienes les proporcionaron transporte, trazaron vías para alejarse de la escena del crimen, prepararon alijos y escondites con armas y municiones.

Repito: los organismos de investigación y aplicación de la ley harán todo lo posible para establecer todos los detalles del crimen. Pero ya está claro que nos enfrentamos no sólo a un atentado terrorista minuciosa y cínicamente planeado, sino a un asesinato en masa de personas civiles e indefensas, preparado y organizado. Los criminales iban a matar a sangre fría y a propósito, a disparar a quemarropa a nuestros ciudadanos y a nuestros niños. Al igual que los nazis que en su día llevaron a cabo masacres en los territorios ocupados, estos delincuentes planearon organizar una ejecución espectáculo, un sangriento acto de intimidación.

Todos los autores, organizadores y los que encargaron este crimen serán justa e inevitablemente castigados. Quienquiera que fueran, quienesquiera que los dirigieran. Repito: identificaremos y castigaremos a todos los que están detrás de los terroristas, que prepararon esta atrocidad, este golpe a Rusia y a nuestro pueblo.

Sabemos lo que es la amenaza del terrorismo. Contamos aquí con la cooperación de todos los Estados que comparten sinceramente nuestro dolor y están dispuestos a unir realmente sus fuerzas en la lucha contra el enemigo común, el terrorismo internacional, con todas sus manifestaciones.

Los terroristas, los asesinos, los inhumanos, que no tienen nacionalidad ni pueden nacionalizarse, sólo tienen un destino poco envidiable: el castigo y el olvido. No hay futuro para ellos. Nuestro deber común ahora, de nuestros compañeros de lucha en el frente, de todos los ciudadanos del país - es estar juntos en una sola línea. Confío en que será así, porque nadie ni nada podrá hacer tambalear nuestra unidad y voluntad, nuestra determinación y coraje, la fuerza del pueblo unido de Rusia. Nadie podrá sembrar semillas venenosas de discordia, pánico y desacuerdo en nuestra sociedad multinacional.

Rusia ha pasado repetidamente por las pruebas muy duras, a veces insoportables, pero se hizo aún más fuerte. Y así será ahora.