La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República destacó el mensaje de solidaridad enviado al pueblo y gobierno de Cuba en estos días de infame continuidad del criminal bloqueo imperialista norteamericano.

Se trata de un mensaje que como pueblo y gobierno de Nicaragua hemos hecho llegar con mucho, mucho cariño, al heroico pueblo cubano, al compañero Raúl Castro Ruz, líder Histórico de la Revolución Cubana y Comandante de la Revolución y al Compañero Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República de Cuba y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.

"Y a todas las familias de esa heroica Cuba, les decimos que en estos días de infame continuidad del criminal bloqueo imperialista norteamericano, contra ese Pueblo de Cuba, heroico de resistencia y coraje, reconocido en el mundo", añadió la Compañera Vicepresidenta.

"Enviamos saludos viendo, viéndonos en el espejo de lo que siempre hace la maldad, la iniquidad, la perversión, de los imperios que nos quieren sometidos, dominados, y no somos para someternos, ni para dominar, somos pueblos valientes, pueblos luchadores y pueblos que despiertan por esa noble y esa valiente condición, admiración y somos ejemplo".

"Le decimos al Compañero Miguel, que enviamos a cada familia, a cada hogar, a todos los cuadros del partido, a él, a Raúl, a toda la dirigencia del gobierno y a la gloriosa vanguardia revolucionaria y Partido Comunista de Cuba, nuestro abrazo fuerte y solidario como siempre", agregó.

Enfatizó que "estamos seguros que con la fuerza de ese gran pueblo e invocando y confiando en el Dios de todos los triunfos, la historia de honrosa valentía frente al atrevimiento inmoral de los imperialistas de la tierra, continuará brillando, escribiendo nuevas páginas de trascendencia ejemplar, de los desafíos impuestos, mostrando una vez más, el espíritu indoblegable de Fidel, de Raúl y Miguel de esa invencible, invicta e invencible Revolución Cubana".

"Con la paz, como bandera permanente, Cuba seguirá venciendo entre el respeto, la admiración y el cariño de los pueblos de todo el mundo. Lo decimos creyendo fervientemente en todas las victorias que merecemos, por esa lucha, esa persistencia, esa tenacidad, y sobre todo ese carácter, ese carácter que nos define a todos, carácter de pueblo, que somos libres, que jamás volveremos a ser esclavos", recalcó la Compañera Rosario.