En el Cementerio Caminos del Cielo de Managua, la Juventud Sandinista 19 de Julio, rindieron honores al Héroe y Mártir Arnoldo Quant Ponce, quien junto al Comandante Camilo Ortega Saavedra, participaron de la gesta revolucionaria Los Sabogales, Monimbó, Masaya en febrero de 1978.

“Esta mañana estamos rindiendo homenaje a los héroes de Los Sabogales y estamos cumpliendo su legado, dando continuidad a los sueños de estos hermanos, héroes y mártires que cayeron un 26 de febrero de 1978. Hoy vemos esas obras de progreso que estamos desarrollando para el país y que la juventud respalda todos estos procesos libertarios, son procesos en que llegamos a cada rincón, a cada palmo de tierra y les estamos diciendo presente a esa sangre que abonó esta tierra sagrada y que hoy va germinando esa semilla y esos frutos de la paz, de la soberanía y dignidad de Nicaragua”, expresó Kevin Maltés, Promotoría Solidaria.

En este acto homenaje participaron familiares de Quant, entre estos su madre, doña Irma Quant Mendoza, quien recuerda a Arnoldo como un joven estudioso, abogado y que no le gustaban las injusticias que cometía la dictadura somocista.

“Mi hijo era un jovencito bien obediente, él creció estudiando en Managua, Darío y León, donde finalizó sus estudios secundarios y se recibió como abogado. Mi hijo era muy recto en sus cosas, no le gustaban las injusticias y si miraba que un mayor le pegaba a un niño menor, no le gustaba, así era el carácter de mi hijo”, detalló.

Añadió que su hijo estuviese muy contento de ver todos los avances que ha conseguido la Revolución Sandinista en estos últimos 17 años, tanto en educación, salud, parques, créditos, para mujeres, para los productores.

“Arnoldo entregó su vida por la Nicaragua que hoy tenemos. Hoy tenemos un país en desarrollo, en paz y tranquilo, con una juventud que hoy estudia. Antes no veíamos eso, recuerdo esos tiempos duros para mí, yo no tenía nada que darle para sus libros. Veo a una juventud dispuesta a seguir ese legado de mi hijo, le agradezco mucho a esa juventud”, agregó doña Irma.