Con el objetivo de continuar desarrollando políticas culturales en Nicaragua, la Asamblea Nacional llevó a cabo una reforma de denominación al Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) el que a partir de hoy es nombrado cómo Instituto de Culturas de Juventudes y Pueblos, ajustándose así a las demandas y al servicio de la población de acuerdo a las nuevas realidades culturales.

“El Instituto de Culturas de Juventudes y Pueblos es un ente con carácter descentralizado con una relación de jerarquía desde el punto de vista orgánico vinculado a la Presidencia de la República con autonomía funcional, técnica y administrativa, personalidad jurídica propia, patrimonio propio y con capacidad en materia de su competencia”, señaló el diputado Wilfredo Navarro, segundo secretario de la Junta Directiva.

Además, se crea un único consejo de coordinación el cual será reglamentado a propuesta del Instituto de Culturas de Juventudes y Pueblos, además, en todo el ordenamiento jurídico nacional donde se mencione al Instituto Nicaragüense de Cultura deberá leerse Instituto de Culturas de Juventudes y Pueblos.