Los Ministerios de Salud y Educación, lanzaron este lunes en la ciudad de Masaya, ubicada a 26.2 kilómetros al sureste de Managua, el Plan Escolar Nacional con Acciones de Lucha Antiepidémica.

El lanzamiento se desarrolló en el Instituto Central Dr. Carlos Vega Bolaños de esa ciudad, donde las autoridades de salud locales dieron a conocer a la población el contenido de la nueva acción que impulsa el MINSA.

El asesor docente de esa ciudad Francisco Valdiosera, dijo que el plan contempla la formación de escuelas saludables para prevenir enfermedades y eliminar los vectores que conducen a las enfermedades vectoriales.

“Nosotros en coordinación con las autoridades de salud vamos a facilitar que los docentes tengan los insumos necesarios para transmitir los conocimientos a los estudiantes y las orientaciones adecuadas para las familias nicaragüenses”, añadió el asesor pedagógico de las autoridades locales de educación.

En el plan es indispensable la aplicación de abate en las viviendas, la eliminación de los criaderos de zancudos y la labor que deben hacer las familias de contribuir en la causa, limpiando cada semana las piletas donde conservan agua.

Además – siguió diciendo el funcionario – que los directores de los centros educativos pueden ir dando estas orientaciones y así erradicar los criaderos de zancudos.

El doctor Carlos Sáenz, secretario general del MINSA dijo que "el plan lanzado en Masaya con las escuelas saludables fue orientado por el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, para mantenerlo todo el año 2024".

El plan contempla 10 campañas y la primera inició este lunes 22 de enero, como parte de la preparación de la entrada de los niños a sus escuelas, que será la próxima semana. La primera etapa de la campaña concluye el 26 de enero donde se desarrollarán 7 actividades importantes.

Dentro de esas siete labores la más importantes es la eliminación del mosquito que transmite el virus del dengue y “por eso en las escuelas se estarán eliminando todo tipo de chatarras, botellas, bolsas plásticas y cualquier tipo de recipiente que pueda acumular agua", indicó Sáenz.

“Se estarán abatizando las escuelas y así eliminar al mosquito cuanto está en el estado larvario, asimismo se estará haciendo medición de cloro residual en aguas de consumo humano, se inspeccionarán las bodegas donde se guardan los alimentos para la merienda escolar como también aplicar químicos para combatir a los roedores”, puntualizó el alto funcionario del MINSA.