La primer feria ganadera que se desarrolla en Estelí, sirvió de escaparate este viernes para exhibir la mejor genética tanto de bovinos, como de equinos de Nicaragua.

El evento, tercero de su tipo a nivel nacional este año, ha representado un importante punto de intercambio comercial para el sector ganadero nicaragüense.

Norlan Cubas, del Rancho Don Antonio ubicado en Río Blanco, Matagalpa, aseguró que la feria es de gran importancia para criadores como ellos.

"En Nicaragua estamos implementando mucha tecnología para mejorar la ganadería. Dentro de ellos tenemos la monta natural, traer animales importados. Hacemos inseminación artificial, transferencia de embriones en frío y en fresco. Estos son pasos agigantados", comentó.

Del mismo modo, Sigrid Agurcia, de la ganadería Agurcia-Schiffmann y miembro del comité organizador, dijo sentirse muy contenta con la aceptación que han recibido en ese departamento norteño.

"El principal objetivo de las ferias ganaderas es promover la ganadería. A parte de eso la economía de nuestro país, tanto promover las casas comerciales que se nos acercan por así decirlo, e igual la ganadería, esta es una forma espectacular para promover lo que producimos en el campo, el mejoramiento genético que continuamente hacemos en nuestras ganaderías y fincas y esta es como una vitrina de mejoramiento genético", aseguró.

Durante la noche de este viernes también se hizo juzgamiento de caballos de raza española, desde la sección 1 hasta la sección 6, es decir potros de hasta tres años de edad.

Francesco Osegueda, ganador de la categoría campeón joven, comentó que es un reconocimiento a todo el esfuerzo que se viene haciendo en el sector y que incluso la nueva generación de criadores están dando aportes significativos al país.

"Para mí los animales han sido desde pequeño el amor de mi vida. Y desde que mis padres junto con mis hermanos nos dieron la posibilidad de montar una ganadería no le hemos despegado ese esfuerzo, esa dedicación y sobre todo ese cariño, ese amor que le tenemos al caballo de pura raza española y hoy estamos viendo los frutos", comentó.

Con esta feria se demuestra al mundo que Nicaragua es parte "de la cuna de la ganadería mundial", según lo dicho por la presidenta del comité organizador, Geraldine Aragón de Osegueda.

"Este país ama y lleva su ADN toda esa alegoría de los caballos, de los toros, el ganado. Y vamos por una centroamericana, porque este formato de feria cumple con todos los requisitos para ser internacional", dijo.

Aragón comentó además que esto incentiva a los pequeños, medianos y grandes productores, por lo que para el próximo año se tiene planeado también repetirlo en los demás zonas de Nicaragua.