El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) presentó este martes dos nuevas variedades de semillas de maíz, como parte de los esfuerzos por seguir desarrollando el sector agrícola de Nicaragua.

Gonzalo Brenes, investigador de maíz del INTA, aseguró que se trata de dos opciones ideales para las necesidades de los productores locales.

"Entregamos, en el INTA, dos materiales de maíz hoy. Una variedad amarilla de polinización libre y un híbrido blanco de alta productividad", detalló.

Brenes destacó que en el caso del híbrido, permitirá alcanzar buena productividad en diferentes zonas, buena estabilidad y rendimiento, buena cobertura y resistencia a sequía.

De acuerdo con el responsable de investigación agrícola del INTA, Elbenes Vega, se trata de dos materiales, a como son llamados técnicamente, que se transfieren a productores como parte de la orientación del Gobierno Sandinista de trabajar una estrategia en base al maíz.

“Ustedes saben que este año es el año del maíz, entonces nosotros queremos presentar buenos materiales y que los productores estén satisfechos del trabajo que nosotros como INTA, como Gobierno, estamos realizando”, refirió.

De acuerdo a Vega, los productores ya podrían tener en sus manos estos materiales en 2024.

Para los productores, protagonistas de estos esfuerzos, es una gran iniciativa que les permite tener mejores opciones productivas.

Blanca Nubia Salinas, de la comunidad Las Delicias, en San Francisco Libre, aseguró que ahora tendrán precisamente la oportunidad de acceder directamente a semillas a través de un banco.

“Esa es nuestra expectativa, producir semillas para vender a los otros productores, porque a veces se escasea la semilla, nosotros queremos tener nuestra propia semilla, cosechando nosotros, seleccionando bien, poder sembrar, porque si vamos al mercado no cosechamos buena semilla y echando también, mejorando el maíz híbrido, para ver si también lo echamos a andar”, afirmó.

Nicaragua cuenta con unos 25 variedades, tanto producidas por empresas privadas como el Estado a través del INTA, este último cuenta a nivel comercial con 12 variedades de polinización libre y dos híbridos.