EJÉRCITO DE NICARAGUA

NOTA DE PRENSA Nº 171/2023

VISITA OFICIAL DEL COMANDANTE EN JEFE

DEL EJÉRCITO DE NICARAGUA

A LA REPÚBLICA POPULAR CHINA

Atendiendo invitación del Capitán General Liu Zhenlì, miembro de la Comisión Militar Central y Jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto de la República Popular China, en el período del 28 de octubre al 3 de noviembre de 2023, el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, realizó visita oficial a la República Popular China, participando en importantes eventos, entre ellos destaca el “Décimo Foro de Xiangshan de Beijing 2023”, en el que se debatió sobre relevantes temas como la “Seguridad Común y la Paz Duradera”.

Durante esta visita oficial encabezada por el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, fue acompañado por los Generales de Brigada Leonel José Gutiérrez López, Jefe de la Dirección de Inteligencia y Contra Inteligencia Militar, General de Brigada Oswaldo Rafael Barahona Castro, Jefe de la Dirección Logística, General de Brigada Efrén Alejandro Marín Serrano, Jefe de la Fuerza Aérea, General de Brigada Juan José Membreño López, Agregado de Defensa,

Militar, Naval y Aéreo y el Coronel Inf. DEM Máximo Mayorga Andrade, Edecán del Comandante en Jefe.

El General de Ejército Julio César Avilés Castillo, durante su participación en el foro sostuvo un encuentro con el Capitán General Zhang Youxia, Vice Presidente de la Comisión Central de la República Popular China, desarrollando a su vez una sesión de trabajo con el Capitán General Liu Zhenlì, a quienes dio a conocer un fraterno saludo de parte del Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua al Pueblo y a las máximas autoridades de la República Popular China.

En el Décimo Foro Xiangshan, el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, intervino y como parte del contenido de su exposición, expresó: «Estamos conscientes que potencias hegemónicas influenciadas por elites económicas, impulsan, promueven y financian a nivel mundial, escenarios de desestabilización y crisis, para establecer condiciones que favorezcan sus estrategias unipolares de posicionamiento, pretendiendo continuar con su dominación del escenario Global».

Asimismo, refirió: «Que se deben promover relaciones fraternas entre los pueblos, aprendiendo mutuamente a través del conocimiento y respeto de culturas, tradiciones y sobre todo, de la decisión de avanzar al desarrollo por la vía escogida de forma Independiente y Soberana».


En su intervención a su vez, reafirmó: «La voluntad y compromiso del Ejército de Nicaragua de mantener y fortalecer los mecanismos de cooperación para contener y minimizar los efectos de las Amenazas y Riesgo comunes, coadyuvando desde la condición de Seguridad Común a la Paz Duradera, en un orden mundial que brinde mejores oportunidades sin distingos de ninguna naturaleza, cooperando para alcanzar coordinadamente un mundo multipolar en beneficio de todas las naciones».

El General de Ejército Julio César Avilés Castillo, como parte de las actividades programadas sostuvo un encuentro con el Capitán General Liu Zhenlì y máximas autoridades militares del Ejército Popular de Liberación, abordando temas de interés común sobre la base de una agenda bilateral de cooperación y fortalecidos lazos de colaboración y amistad entre ambas instituciones militares en materia de Defensa y Seguridad.

Importante destacar, que el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, y los integrantes de la delegación realizaron visitas a unidades militares del Ejército Popular de Liberación, entre las que destacan, la 3ra División de Guardia de la Guarnición Militar de Beijing, la 72 Brigada de Aviación de la Fuerza Aérea, la Región de Guarnición de la ciudad de Shanghai y la Base Naval de Shanghái. Asimismo, realizó visita a entidades de la industria militar.
En cumplimiento de las misiones y tareas “Todo por la Patria”.

En defensa de la Patria y la Institución ¡Firmeza y Cohesión!

Dado en la ciudad de Managua, a los tres días del mes de noviembre del año dos mil veintitrés.

COMANDANCIA GENERAL
DIRECCIÓN DE RELACIONES PÚBLICAS Y EXTERIORES

Estas son las palabras de General de Ejército Julio César Avilés Castillo

Palabras del General de Ejército

Julio César Avilés Castillo

Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua

Décimo Foro Xiangshan de Beijing 2023
Seguridad Común y Paz Duradera

Muy buenos días y nuestro saludo para todas las delegaciones participantes en este importante foro.

Soy el General de Ejército Julio César Avilés Castillo, Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, cuerpo armado de carácter nacional, que por mandato constitucional le corresponde la defensa de la Soberanía, Independencia e Integridad territorial de la Nación nicaragüense.

Quiero en primer lugar trasmitir al pueblo y máximas autoridades de la hermana República Popular China el saludo del Comandante Daniel Ortega Saavedra Presidente de la República y Jefe Supremo del Ejército de Nicaragua.

Saludamos en nombre todos los integrantes del Ejército de Nicaragua al Ejército Popular de Liberación y agradecemos al Capitán General Liu Zhenlí, Miembro de la Comisión Militar Central y Jefe del Departamento del Estado Mayor Conjunto de la República Popular China, por la invitación que nos hiciera para participar en este foro.

Foro que estamos seguros, será altamente exitoso y de beneficio para todos al abordar un tema de gran relevancia y actualidad como es, La Seguridad Común y la Paz Duradera.

Reconocemos, desde la relevante participación lograda y numerosas delegaciones presentes, los aportes que, sobre el tema central de este foro, podremos compartir contribuyendo a su vez en de beneficio mutuo, sobre la base del respeto, a la Independencia, Soberanía, Integridad territorial y Autodeterminación entre todas las naciones.

Las condiciones actuales de nuestro convulsionado mundo, demandan que en este tipo de espacios y con alto sentido de responsabilidad realicemos aportes que nos permitan encontrar coincidencias y amplios consensos para transitar en el establecimiento de un mundo donde prevalezca el respeto mutuo, la armonía y una seguridad colectiva, que nos brinde por igual, estabilidad, y la Paz, que tanto anhelan nuestros pueblos.

Nicaragua es el país más grande de Centroamérica, somos una nación bioceánica ubicada en el centro del istmo centroamericano, y tenemos una posición de gran potencial como corredor logístico interoceánico para el intercambio comercial ágil para la región, el hemisferio y el mundo.

Como todas las naciones, enfrentamos amenazas y riesgos. El narcotráfico internacional es una de las principales amenazas a nuestra Seguridad Soberana, a consecuencia de más de 358 mil hectáreas de cultivos ilícitos en países de Suramérica, generando producciones de droga estimada en más de 3 mil toneladas teniendo como principal destino el norte del continente.

La presencia de cárteles del narcotráfico en el Sur y Norteamérica con grandes capacidades económicas y tecnológicas, así como, miles de miembros de maras y pandillas, generan afectaciones en los países donde se han asentado, evidenciado en elevados índices de inseguridad y criminalidad en los mismos.

También es relevante señalar los grandes flujos de migrantes irregulares que por miles violentan la seguridad fronteriza de los países de tránsito y destino, mismos que son originarios de diversas partes del mundo, teniendo como destino final Estados Unidos.

Al respecto se estiman cifras para el año en curso que superarán las 400 mil personas, incrementando con ello las posibilidades de su aprovechamiento por organizaciones terroristas y del crimen organizado para movilizar a miembros de sus estructuras.

En medio de estos escenarios adversos, es importante señalar que somos reconocidos internacionalmente como el país más seguro de la región y uno de los más seguros del continente americano. Esta condición de seguridad sostenida año con año, es posible por el aporte y los esfuerzos nacionales a través de la implementación de la Estrategia de Estado “Muro de Contención”.

Estrategia desde la que se dirigen los principales esfuerzos de inteligencia y operacionales del Ejército de Nicaragua los que en coordinación con otras instituciones aseguramos contener, desviar y capturar la mayor cantidad de droga posible, evitando su ingreso y circulación por nuestro territorio nacional, y con ello minimizar sus efectos destructivos en nuestra sociedad.

Hemos logrado desde nuestras capacidades enfrentar eficazmente las actividades del crimen organizado y mantener un estricto control en nuestras fronteras terrestres, marítimas, espacio aéreo, puertos y aeropuertos en el territorio nacional, asegurando a nuestro pueblo tranquilidad, estabilidad y paz.

Desde nuestra propia condición de seguridad, contribuimos significativamente a la seguridad de la región y del hemisferio, y mantenemos fortalecidas relaciones de amistad y cooperación con Fuerzas Armadas de países amigos, basadas en intereses comunes y el respeto mutuo.

Las naciones aquí representadas estamos seguros continuaremos aportando con el propósito de construir una plataforma de análisis y resolución sobre temas estratégicos para la Seguridad, la Estabilidad y La Paz duradera.

Desde este foro se posibilita el debate constructivo, en la formulación de una ruta crítica, que nos conduzca a aunar esfuerzos para alcanzar metas comunes, donde convergen naciones desarrolladas y en vías de desarrollo, bajo la premisa de encontrar los mecanismos y soluciones para poder emprender políticas efectivas y lograr un desarrollo compartido.

Cada esfuerzo realizado, sobre la base del análisis y una discusión constructiva suman para lograr consensos, en la construcción de un mundo más equitativo y respetuoso de condiciones tan fundamentales como el respeto a la Soberanía, Autodeterminación y el derecho al desarrollo sostenible de todos los pueblos.

Es hora de reflexionar profundamente para saber diferenciar entre el camino tormentoso transitado a lo largo de la historia, donde naciones con mucho poder han hecho uso del mismo para imponer sus intereses en detrimento del desarrollo de los pueblos.

Sabemos que la inmensa mayoría conocen cual es el mejor camino o ruta a transitar para no seguir dando lugar a un mundo injusto, de desarrollo desigual, agresiones, guerras, desestabilizaciones, depredación y saquede recursos naturales y donde países desarrollados mantienen inalterables conductas imperialistas, coloniales y de imposición de políticas y acciones unilaterales violentando el derecho internacional.

Tenemos en medio de estos escenarios complejos, el deber de promover y generar cambios trascendentales en la necesaria aspiración de construir un mundo más justo.

Se están dando cambios con una visión trasformadora desde un mundo multipolar, que será elemento vital para las relaciones internacionales, el crecimiento y desarrollo de la humanidad, dejando atrás políticas y prácticas hegemónicas impuestas como parte de un concepto de orden mundial ya agotado.

Tenemos la gran oportunidad de construir un mundo con igualdad de oportunidades y derechos, inclusivo, seguro, prospero, con políticas de colaboración beneficiosas para todos, no comprometidas ni condicionadas y que fortalezca la coexistencia pacífica de los pueblos respetando sus propias realidades en aras de la seguridad y la Paz.

Consideramos oportuno consolidar espacios como este foro, que fortalezcan los mecanismos de comunicación, cooperación y colaboración en materia de defensa y seguridad global, incrementando con ello los niveles de confianza y lazos de amistad existentes, sin imposiciones de ninguna naturaleza.

En este nuevo orden mundial basado en la multipolaridad, destacamos la evolución y avance del BRICS no únicamente para el desarrollo de intercambios económicos, financieros y comerciales, sino con miras, a ampliar esta colaboración en materia de seguridad para mantener la estabilidad y la paz tan necesaria en el mundo.

Debemos promover las relaciones fraternas entre los pueblos, aprendiendo mutuamente a través del conocimiento y respeto de nuestras culturas, tradiciones y decisión de avanzar por la vía escogida de forma independiente.

Nadie tiene porque arrogarse el derecho de incitar a la guerra y prolongarlas para obtener réditos a costa de las vidas de quienes defienden su derecho soberano de vivir en paz, con seguridad real sin amenazas y presiones de ninguna índole, para dictar sus propios destinos.

Para cohabitar con seguridad y paz duradera, somos fieles creyentes del desarrollo de relaciones que permitan la coexistencia pacífica entre los pueblos, y es a eso a lo que debemos apuntar.

Estamos conscientes, que potencias hegemónicas influenciadas por élites económicas, impulsan, promueven y financian a nivel mundial escenarios de desestabilización y crisis, para establecer condiciones que favorezcan sus estrategias unipolares de posicionamiento pretendiendo continuar con su dominación del escenario global.

Potencias, que ubican en sus análisis como principales amenazas a sus intereses hegemónicos a la República Popular China, la Federación de Rusia, la República Popular de Corea e Irán, sin descartar que para el 2024 incluyan en su lista a países que buscan formar parte del nuevo bloque de Estados que abogan por un mundo multipolar, entre estos los nuevos integrantes del BRICS.

En tal sentido, no descartamos, que en el corto-mediano plazo otras regiones del mundo, puedan verse amenazadas por el fortalecimiento de asociaciones en materia de seguridad y defensa con Estados Unidos, que, en vez de contribuir a la seguridad y paz mundial, generan inestabilidad en distintas regiones del planeta, atentando contra su estabilidad y pregonando como objetivo de dichas alianzas, contrarrestar la influencia de la República Popular China.

Las naciones de Latinoamérica y El Caribe no estamos exentas de dicha política externa, en interés de recuperar espacios perdidos y tratar por todos los medios de mantener su hegemonía en el Hemisferio Occidental, persiguiendo ante todo el apoderamiento de los vastos recursos naturales existentes, lo cual nos hace un frente geoestratégico más, del que no pretenden ceder su control.

No obstante, naciones como la nuestra defendemos con determinación la Soberanía, Independencia y Autodeterminación ante cualquier acto de injerencia extranjera que pretenda soslayar sus intereses nacionales, por ello, bajo sus conceptos; somos estigmatizados a nivel internacional como una amenaza inusual y extraordinaria a sus intereses.

Categoría impuesta unilateralmente sin fundamento alguno por el hecho de promover condiciones de seguridad nacional, regional, hemisférica y global, desde posiciones de respeto a la Soberanía, Independencia e Integridad territorial de los Estados.

Es bajo esa estrategia nociva que, se adjudican el derecho de incentivar procesos de desestabilización, financiar y desarrollar campañas de desinformación con falsa acusaciones de presuntas violaciones a los derechos humanos, las cuales emplean como justificante para aplicar las mal llamadas sanciones, contra nuestra nación.

Finalmente, deseo expresar que, el Ejército de Nicaragua reafirma su compromiso y voluntad de mantener y fortalecer los mecanismos de cooperación y contribución para contener y minimizar la influencia y proliferación de estas amenazas y riesgos que hemos hecho referencia, así como, para coadyuvar desde la condición de seguridad común a la Paz Duradera en un orden mundial, que brinde mejores oportunidades para todas las naciones, sin distingo de ninguna naturaleza.

Agradezco nuevamente y felicito a todas las autoridades militares de la República Popular China, particularmente al Capitán General Liu Zhenlí, por la exitosa organización de este Décimo Foro, enfatizando nuestra firme voluntad de cooperar con cada uno de los esfuerzos realizados para alcanzar coordinadamente un mundo multipolar en aras del desarrollo de las naciones y la búsqueda constante del mayor anhelo de nuestros pueblos, la Paz.

Muchas Gracias.