Con el pastel de frutas más largo del mundo, unos 300 reposteros de una panadería del Reparto Schick de Managua, lograron posicionar por primera vez a Nicaragua en el prestigioso libro de los Guinness World Records.

El país centroamericano logró esta importante marca mundial con un pastel de frutas que, tras ser confirmado por un representante de los Guinness, midió 503,34 metros de largo.

La mañana de este domingo, Nicaragua logró superar el récord de 423 metros que obtuvo México en julio de 2013, cumpliendo además parámetros de calidad y presentación.

Ralph Hannah, representante de Guinness World Record en América Latina, tras confirmar la medición oficial del pastel, mostró a la prensa nacional e internacional su edómetro y cinta métrica, mismos que marcaron el número victorioso.

“Hay otros parámetros también muy importantes, que son los ingredientes de un pastel de frutas, y que fueron aprobados con antigüedad por el equipo de Récords en Londres, y vimos que tiene todos los ingredientes; además de que forma un solo pastel”, aseguró Hannah.

El gigantesco pastel fue exhibido y vendido en trozos en el Centro Comercial Managua. Los más curiosos se mostraron sorprendidos al ver que el enorme postre, que superó las 5 cuadras en torno al edificio, le tomó al jurado más de 20 minutos para poder ser medido.

La idea de elaborar este pastel fue del nicaragüense Jorge Medina, propietario de la Panadería Schick, quien además explicó que junto a sus trabajadores, le llevó cerca de 80 horas –día y noche- de trabajo para poderlo lograr a tiempo.

“Gracias a todo el país por habernos apoyado en esta causa que nos costó bastante, lo hicimos, lo cumplimos, ¡Viva Nicaragua!, gritó lleno de alegría Medina tras recibir el certificado de los Guinness Récords.

El repostero indicó que el pastel de frutas lleva más de 60 mil huevos; 30 latas de dulce de leche, 66 quintales de azúcar y harina y 75 bidones de caramelos de frutas. Además de otros ingredientes como mermelada de guayaba y piña.

Cada uno de los pedazos del riquísimo pastel de frutas fue vendido en 20 córdobas a las miles de personas que acudieron al Centro Comercial. Los fondos se utilizarán para apoyar a los niños con cáncer y quemaduras de Aproquen y Conanca.