La Alcaldía del municipio de Diriá del departamento de Granada, reeditó este sábado la tradición ancestral de repartir a la población el Atol de Las Ánimas, a través de un acto cultural que se desarrolló en el parque central de esa localidad.

Catalina Maltez, alcaldesa de Diria, dijo que esta tradición es propia de esa jurisdicción del departamento de Granada.

"La realizamos las familias católicas en honor a nuestros fieles difuntos en todo el mes entre el 1 de octubre al día 2 de noviembre (Día de los Santos Difuntos) y esto proviene de la familia Gámez de hace 200 años”, dijo la edil.

ATOL

Recordó que esa familia “iniciaron estos rezos a los fieles difuntos y así comenzó la tradición a tomarlos de familia en familia".

Confirmó que durante todo el mes de octubre alrededor de cinco casas – de esa localidad – entregan gratuitamente a la población atol todos los días a las 5 de la mañana y “la alcaldía de Diriá nos sumamos a esa tradición año a año y elaboramos el atol de las ánimas más grande”.

“Es una tradición que los niños, los jóvenes, los adultos y los ancianos vengan (a la actividad) con sus baldes y picheles  y lleva para el resto de la familia”, dijo la alcaldesa.

ATOL

Recordó que ya van 200 años con esta tradición donde las familias llevan a cabo los rezos y la entrega del atol que es elaborado a base de maíz que es parte de la producción de nuestros agricultores.

Bayardo Alberto Jaens, ciudadano de Diriá con 70 años de edad valoró el trabajo que viene haciendo la alcaldía de ese municipio en apoyar el rescate de esa tradición que va pasando de generación en generación.

La entrega del atol de las ánimas estuvo amenizado por la orquesta Marimba de los hermanos Palacios de Monimbó de la ciudad de Masaya.

Según los dirialeños la tradición es que diariamente, durante 32 días, se celebra una misa a favor de los difuntos, rotando las casas y ofreciendo al final de la misa el atol de ánimas.

ATOL

También los pobladores le dicen atol de pujagua o maíz chilate. Además los tradicionalistas le ofrecen a la población en forma gratuita comidas y bebidas típicas como la masa de cazuela, nacatamales, vigorón, carne de cerdo tapada, chicha de maíz, chicha de jengibre, café y el licor conocido como guarón.

A juicio del ciudadano Bayardo Alberto Jaen estos alimentos se entregan el 2 de noviembre al concluir la tradición.

Doña Martha López dijo que según la tradición se repartía atol, rosquillas, bollos y tamales de frijol, y por la noche los promesantes enviaban a las casas de sus vecinos el famoso chilate, también elaborado de maíz pujagua tostado mezclado con leche, canela en rajas, clavo de olor y dulce de rapadura o azúcar.

Según un rol elaborado por la alcaldía de Diriá y difundido a través de la plataforma de Facebook la tradición se llevará a cabo de la siguiente manera: El lunes  9 de octubre le corresponde a la familia de la señora Rosa Ruiz obsequiar a la población el atol de las ánimas.

El 11 del presente mes le corresponderá repartir el atol de ánimas a la familia de Karen Selva Espinoza. Para el siguiente día le corresponderá a la familia de la pobladora Sebastiana López.

El 15 del mes en curso a José Estrada. Los otros días calendarizados por la alcaldía le corresponderá a las familias de Narciso Arévalo, Juan Carlos Miranda, Amparito Miranda, Lisamara Sandigo Pérez y Patricia Selva el 27 de octubre.

ATOL

ATOL

ATOL

ATOL

ATOL

ATOL