El Banco Central de Nicaragua (BCN) publicó una nota sobre las Perspectivas Macroeconómicas 2023 en donde indica que la economía nicaragüense ha logrado superar en este año las fluctuaciones cíclicas y se ha ubicado en una senda de crecimiento sostenido, desempeñándose mejor que lo esperado, manteniendo su dinamismo en un contexto de desaceleración de la economía global. Al mismo tiempo, la inflación doméstica ha comenzado a reducirse de manera gradual, lo que se asocia con el descenso gradual en los precios internacionales y a una política monetaria y fiscal equilibrada.

En el entorno internacional, se destaca que continúan presentes los riesgos generados por la incertidumbre geopolítica y los asociados a condiciones financieras internacionales más estrechas, frente al desafío de economías avanzadas de llevar la inflación a la meta. No obstante, la economía nicaragüense se mantiene resiliente en una trayectoria estable de crecimiento, respaldada por políticas macroeconómicas adecuadas.

Así, dado los resultados positivos al tercer trimestre, el escenario macroeconómico de 2023 se ha mejorado conforme al presentado en julio en el Informe de Política Monetaria y Cambiaria del BCN. El escenario macroeconómico se perfila positivo, sustentado en el comportamiento de un conjunto de variables (PIB, IMAE, exportaciones, recaudación, crédito, remesas, turismo, entre otras), así como la evolución positiva de los principales socios comerciales del país.

En estas nuevas perspectivas, el BCN aumentó el rango de crecimiento esperado del Producto Interno Bruto (PIB) de 2023 a 3.0 – 4.0 por ciento (2.5 - 3.5% previamente), y espera que el empleo continúe estable, con una tasa de desempleo de entre 3.0 – 3.5 por ciento. En cuanto a la evolución de la inflación doméstica, se espera que el descenso de los precios internacionales continúe traspasándose gradualmente a los precios nacionales, por tanto, el BCN mantiene su rango de proyección de la inflación en 6.0 – 7.0 por ciento. En el caso del sector externo, se mantiene la proyección de un superávit de cuenta corriente de la balanza de pagos (entre 4.5 – 5.5% del PIB), sustentado en la evolución de los flujos externos, mientras que la proyección de acumulación de reservas internacionales se ha fortalecido. 

Finalmente, el BCN indicó que prevé mantener la Tasa de Referencia Monetaria (TRM) estable en lo que resta del 2023, considerando que el nivel actual es suficiente para mantener consistencia con los objetivos de crecimiento y de estabilidad de la intermediación financiera.

NP-BCN-Perspectivas-Macroeconomicas-2023

Managua, 06 de octubre de 2023