La lucha antiepidémica para erradicar los zancudos inició en esta nueva semana en el barrio Los Arcos del distrito II, lugar hasta donde llegaron los brigadistas del Ministerio de Salud, para visitar los hogares y realizar la destrucción de criaderos del mosquito que causa el dengue, chikungunya y zika.

"Hoy estamos visitando unas 500 aproximadamente de esta zona, para lo cual siempre solicitamos a las familias que nos permitan el ingreso para que el brigadista pueda realizar su labor de prevención de las enfermedades vectoriales", dijo la doctora Ligia Aragón, del Centro de Salud Francisco Morazán.

Es importante que en esta visita, la persona que está en la vivienda no solo permita el ingreso del brigadista, también que lo acompañe en cada lugar que se mueva, pues el servidor de la salud enseñará a identificar cuáles son los depósitos útiles y los no útiles que generalmente se encuentran en los patios de las casas y son potenciales criaderos de zancudos.

"Y vamos a proteger aquellos depósitos útiles donde almacenamos agua que son las pilas y los barriles, vamos a aplicar el larvicida BTI que hay que cuidarlo. Una vez que lave el barril debe dejar en el fondo el larvicida, porque eso garantiza protección por dos meses, ya que elimina la larva y destruye la posibilidad de reproducción del zancudo", agregó Aragó.

Los pobladores como doña María Inés Balladares permitieron el ingreso de los brigadistas y antes hicieron una oración para bendecir el trabajo de los brigadistas de salud. 

"En nombre de Jesús está bien todo, que proteja el trabajo de los brigadistas de salud. Con su trabajo evitamos las enfermedades, se evitan que nos enfermemos, yo cada semana lavó los barriles y las pilas, siempre mantengo limpio mi casa y cada vez que pasan los dejó entrar, todo esto es bueno para el pueblo", afirmó Balladares.