Con una multitudinaria concentración, que incluyó a invitados de 26 países, los cubanos celebraron este miércoles el 70 aniversario del asalto al cuartel Moncada, en la oriental provincia de Santiago de Cuba, en un acto que estuvo presidido por el presidente Miguel Díaz-Canel, y por el líder de la Revolución cubana, Raúl Castro.

"Aquí estamos, 70 años después, en otra mañana de la Santa Ana, otra madrugada animada por congas. Sin tiros rompiendo la alborada -solo los gritos del asalto juvenil-, entramos a los jardines de la Ciudad Escolar 26 de Julio, que ahora es Escuela y Museo", expresó el mandatario cubano en su discurso, citado en el su cuenta en Twitter.

El 26 de julio de 1953, el abogado Fidel Castro (1926-2016), al frente de un centenar de jóvenes, encabezó el ataque al cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba (este), segunda fortaleza militar del país; el Hospital Civil de esa ciudad y el cuartel de Bayamo, con la intención de derrocar a la dictadura del general Fulgencio Batista (1952-1958).

Este hecho marcó el inicio del último periodo insurreccional en la isla, que concluyó con el derrocamiento de la dictadura batistiana y el triunfo revolucionario, el 1 de enero de 1959.

Díaz-Canel resaltó el esfuerzo realizado durante estos años para avanzar en el desarrollo del país, a pesar de las campañas emprendidas por sus opositores desde el exterior.

"Cada día, cada hora, cada minuto, tenemos un Moncada por asaltar. Esta revolución es una lucha constante contra el odio: es la más apasionada defensa de la libertad, el amor y la felicidad. Eso también fue el asalto al Moncada", enfatizó el presidente cubano.

También denunció los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por EEUU desde hace 62 años, y el recrudecimiento de las sanciones contra la isla, para lograr un cambio de sistema político en el país.

“Mientras EEUU mantenga su brutal y genocida bloqueo contra Cuba e intente pisotear la dignidad nacional, tendremos un Moncada por asaltar. Mientras no alcancemos un grado de prosperidad digna para todos los cubanos, tendremos un Moncada que asaltar”, subrayó Díaz-Canel.

En el acto conmemorativo participaron además, 269 visitantes extranjeros procedentes de 26 países de América Latina y el Caribe, Norteamérica y Europa, que llegaron a Cuba para asistir a los festejos por la fecha considerada aquí como el Día de la Rebeldía Nacional.